Es impresionante las formas diferentes que uno encuentra a lo largo de su paisaje, que te muestran formas de sufrir para divertirse. Parecen que así se realizan mejor, pero solo es una trampa para morirse de miedo.

En nuestra infancia nos dicen que:

«Hay que controlar nuestras emociones, para que no nos controlen ellas a nosotros.»

En un momento dado, no se muy bien cuando, esas reglas las cambian: ya no las controlas, sino que las potencias. Te dicen que hagas justamente lo que no debes hacer. Y nosotros, tontos, arrastrados por la marea o el grupo, lo hacemos. Continuar leyendo…

En el anterior texto mio, hablaba sobre cambios a nivel político.

En este intentaré hablar sobre cambios a nivel educacional.

Esta visto que muchos valores se han perdido en pos de: «si puedes pisar una cabeza, hazlo, que sino te la pisaran a ti«, vamos el «sobrevive el mas fuerte» o el «ojo por ojo, y el mundo quedará ciego«.

Hay una serie de cambios que deberían implantarse tanto a profesores, como familias como a hijos. todos estamos implicados en el proceso, y todos tenemos la capacidad de cambiar o mejorar. La cuestión siempre es «querer hacerlo«. Continuar leyendo…