Hace unos días leí sobre la posibilidad de enviar mensajes privados por una conocida red social, la diferencia con los actuales es que éstos podían desaparecer en unos segundos elegidos por el remitente.

La verdad es que la noticia ya de por sí me dejó perplejo. Porque no era el propio destinatario el que elegía, sino el emisor del mensaje, de tal forma que si no se leía o incluso pasaba el tiempo no habría pruebas de su existencia, y tampoco del contenido de éste. La gente podría hacerlo como «una broma», un saludo, una gracia. Y según decían: «así no ocuparía sitio en la bandeja de entrada».

Lo que me hace replantearme en ¿no será mas una broma pesada? Desde hace años nos están vendiendo la moto con aquello de «ahora con mas espacio para guardar todos sus archivos, conversaciones, vídeos, sonidos, etc«. Y ahora nos dicen que podemos crear contenidos con fecha de caducidad, en concreto: segundos. Continuar leyendo…

A menudo digo: «Llevo más de 10 años con lo de Encanta», pero la verdad es que parece mas tiempo gastado que una mera cifra de dos dígitos, y a menudo da mas quebraderos de cabeza que satisfacciones.

Debería estar completamente desmoralizado del todo en lo que concierne al tema Amiga. Supongo que cuando crearon el ordenador, no pensaron que iba a atraer a tanta gente altruista. Muchos hacemos cosas para la plataforma sin que ni nos lo pidan y las ofrecemos a los demás sin pedir nada a cambio. O al menos es la sensación que me da. Aunque hoy en día hay muchas comunidades de usuarios que no son solamente de ordenadores de Amiga, o de una plataforma en concreto, que hacen eso. Y no deja de ser un «esfuerzo comunitario» muy interesante. Continuar leyendo…