Llevo observando el manejo de los ordenadores desde que nací casi. No solo como se manejan, sino cómo son manejados. Me doy cuenta de los problemas, carencias y frustraciones que sufren todas las personas que se sientan a intentar comprar por Internet.

No dejamos de oír noticias en las que cada vez hay mas personas que compran por este sistema, pero en contadas ocasiones oímos cómo lo hacen. Os relataré un pequeño caso: Continuar leyendo…

Como muchos usuarios de telefonía prepago, seguramente tu también tengas que identificar «por güevos» tu teléfono móvil. Ese que llevamos años usando poco. Que escribimos algún SMS esporádico. Y que usamos sólo para emergencias, en su mayoría. Que parece mas un dinero «mal invertido» en un banco (porque cada x meses tenemos que recargarlo para conservar el nº de teléfono).

A lo mejor eres de esas personas que es un móvil pegado a un ser humano. Generalmente estas personas suelen tener varios móviles, de varias compañías, y casi todos por contrato para «beneficiarse» de eso que dicen de tener móvil nuevo cada x tiempo. Cada vez con mas «opciones» pero que se gasta mas rápido la batería al usarlas, para hablar cada vez con menos gente. 🙂 Continuar leyendo…

TITULO ALTERNATIVO: «De cómo pensar en un sistema operativo que aun no he usado…» :mrgreen:

Cloud Computing, Programas portables, aplicaciones en línea, sistemas operativos que arrancan pronto, optimizaciones a 64 bits (¡ya era hora!), tiendas de aplicaciones y contenidos que son «rentables», descargas de contenidos para consolas, tanto de pago como gratuita o por puntos/créditos.

Hay muchas cosas en el aire sobre estos temas, y estos días me ha dado por imaginar, como siempre cosas utópicas y que seguramente no llegaran a buen fin nunca, pero quien sabe si estará en el aire, y alguien o algunos les habrá dado por la misma solución y lleguen a la misma conclusión, o ya exista. 😉 Continuar leyendo…

¿Qué pensarías de un servicio para comprar películas o música en casa?

Que ya existe ¿verdad?

¡Pues no!, aún no existe el servicio.

Hay tiendas que te venden productos «relacionados». Pero curiosamente, cuando la distribuidora dicta «qué es lo que desea venderte y qué no le sale de las pelotas», tu puedes o no tener aquel producto que ansias tener desde hace meses.

Esto me sucedió haciendo un pedido a una tienda de DVDs en línea muy conocida. Continuar leyendo…