Transformación por la patilla

Hace unos días, con todo este revuelo que se ha formado acerca de ciertas personas en cierta entidad de gestión muy conocida por todos. Mi madre me decía «han detenido al de la…» y comentándolo por casa, con demás familiares. A mi no me preocupaba el hecho de que «todo el mundo» ahora, en diferentes medios de comunicación, cambiando de camisa, tanto los que ya estaban convencidos como los que siempre han estado del lado contrario «pero tenían que decir qué…«, les hubiera pasado tal cosa.

El caso es que a mi, lo primero que se me vino a la cabeza fue:

«¿Qué querrán tapar para que salga esto ahora a la luz ahora? Seguramente una transformación de algo.»

Porque ya no pueden ir con el cuento de siempre, y hay que cambiarlo de una manera abrupta. Sin que se note demasiado. Como esto no funciona, ahora tenemos pie a cambiarlo a esto otro, la mejor forma es hacerles creer que esos estaban equivocados y que nos habían engañado. Y así creerán que es mejor, que no se vulnera la ley, y pasaran TODOS por el aro.

Lo cierto es que cada vez que salen normativas en el «nuevo continente» después las importamos aquí tal cual como si fuera la panacea. Y leyendo varias noticias que parecen diferentes,  en varios medios, creo que ese es el fin de todo este «escándalo» que se ha dado por otras partes y del que todo el mundo ha opinado, en mayor o menor medida.

Juzguen ustedes y asocien ideas ustedes, pero a mi me parece que nos van a meter por la patilla un «impuesto a las conexiones de Internet«, bajemos o no contenidos, todos pagaremos, y además nos darán avisos y nos irán restringiendo –que no cortando– la conexión según sus intereses. Y quizás quitando el anterior que «no funcionaba» (pero que no van a devolver, se pongan como se pongan los afectados…)

Está visto que al final lo que vaticinaba hace años de «dejar de seguir a los héroes» puede hacerse realidad. Hartos de esta situación nos convertiremos en creadores libres, y se acabó el tema. Veremos quien tiene ahora los «cojones» de hacer que veamos sus «contenidos culturales comerciales a precios desorbitados y limitada audiencia.»

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.