Una meta

0 votos

Me han ido sucediendo diferentes cosas en estas épocas, algunas cosas buenas, otras no tan buenas, y algunas que me han dejado algo abollado con el paso del tiempo. Con una sonrisa menor que de costumbre.

Así que “gracias a ello” en mis pensamientos y cavilaciones en solitario le he estado dando vueltas a muchos temas relacionados con mi vida. Principales temas como: “¿Hacia dónde me dirijo?, ¿Es esto todo lo que soy?

Hace años me pasaba las horas enseñando a los demás. Me hacía sentir como de cierta utilidad para esas personas. No me han preocupado nunca los laureles, la verdad es que me han dado un poco igual los elogios, si alguien necesitaba ayuda, allí estaba yo si sabía de lo que iba, y sino buscaba alguna solución factible o sencilla.

Lo cierto es que también ha habido momento buenos y momentos malos sobre esto. Y es que cuando uno hace algo en exceso, se satura. Ya no es tan divertido, sobre todo cuando las preguntas se repiten, cuando parece que dices algo y hacen lo que les da la gana, o cuando por mucho que dices les entra por un oído y les sale por otro, o no ponen atención o van con prisas. Y eso va cansando poco a poco.

A veces me he sentido como reza el dicho: “dar margaritas a los cerdos…” y otras veces como decía mi hermano mayor “no me apetece des-asnar a la gente.

Sobre enseñar a la gente a hacer cosas o hacerles favores por que sí, me han aconsejado muchos:

Hace tiempo cuando estaba un poco harto de Encanta, un viejo amigo del Amiga (valga la redundancia) me recomendó “que hiciera lo que me apeteciera“. Es un digno consejo, que en cierto sentido he estado siguiendo en ese aspecto. Ya que a menudo me tomaba demasiado en serio Encanta. Pero hay mas proyecto aparte de eso en mi vida.

En esta época hay gente que me ha aconsejado que limite mis ayudas a según que personas, aunque tenga que hacer una limpieza de todos los que conozco y trato.

Otros que no es malo que me plantee esas cuestiones, a fin de cuentas con mi predisposición a esta vida tan tranquila que intento llevar, es normal que este pensativo y preguntándome esas ideas e incógnitas.

Otro gran amigo me dijo que en cierto sentido yo era un ejemplo a seguir porque andaba un camino nuevo abriéndome paso.

Y mi madre a menudo me dice que “me he hecho yo a mi mismo“, en lo referente sobre todo a aprender de forma autodidacta, por decirlo claramente.

Aparte de lo profesional, también me he planteado cosas en lo personal. Muchas veces no se muy bien distinguirlo porque, ya que estoy siempre en casa, tanto lo profesional, las aficiones o lo mas personal están en el mismo lugar y a veces se entremezclan. Hay gente que lo sabe separar muy bien uno de lo otro, e incluso se les nota mucho cuando están “de trabajo” o cuando “están en el plano íntimo y personal“, cambian hasta su personalidad y trato. Yo trato a todos por igual, sea técnico o jocoso y quizás es eso lo que les descentra a veces cuando me tratan.

En estas últimas semanas me he planteado “¿por qué ayudaba a la gente realmente?” Y llegué a una conclusión que no me esperaba:

“En mi afán por sentirme útil a los demás, por servir para algo, por hacerme mas interesante, ya que siempre he pensado que no tenia mucho que ofrecerles con mi forma de ser, he cogido aquello en lo que mejor me movía: la informática, en la que he pasado mucho tiempo, donde mas entendía las cosas (ya que al lado de las personas y el trato con ellas se me antojaba a muy difícil de entender), y me he hecho lo suficientemente listo como para dar ese conocimiento, no por el hecho de de sentirme útil, no por ser mas listo, simplemente por caerles mejor.”

También me he planteado dejarlo todo. Abandonarlo. Hacer esa “criba que me aconsejan bestial para que me sienta mejor” porque para mi “ya no tenía sentido“, pero eso es solo una huida estúpida que no lleva a ninguna parte y no arregla nada.

Y la última conclusión que se me ha planteado estos últimos días, en lo personal sobre todo es:

¿Y si en lugar de ser el fin… eres precisamente el que abre las puertas a un entendimiento mas elevado a los demás?

Quizás mi vida no sea importante, pero la huella que deje en los demás, en ese cambio de mentalidad, en esa mejora de su propio entendimiento, por como hago las cosas, por como me enfrento a ellas, o por como les descubres algo, sin que se den cuenta a veces (o incluso sin que yo mismo sepa esa evolución personal que hacen o que les descubro sin saberlo), pero haciendo que busquen ese algo superior en su existencia, para que no se queden estancados, ofuscados o hundidos.

Quizás ese sea mi reto que si merezca la pena seguir.

4 comentarios

  1. Ay mi gran amigo Ignacio. De esto ya hemos hablado muchas veces y me gustaría comentarte lo que pienso.

    Lo mas importante de todo es que tu te sientas bien haciendo lo que haces, en el momento que te sientas incomodo, es indicativo de que algo no va bien. No es cuestión de tomar decisiones impulsivas y salomónicas, sino analizar dicha situación y evitar de algún modo que se vuelva a repetir.
    Aun así, yo creo que es preferible disfrutar con los buenos y numerosos momentos que has pasado ayudando a la gente e intentar olvidar esos garbanzos negros con los que siempre nos cruzamos que gracias a Dios son los que menos.
    No le des muchas vueltas, disfruta y sigue haciéndonos disfrutar de tu amistad y quien no lo valore lo suficiente, peor para él.

    Por favor, continua siendo como eres, muchas gracias por todo lo que me has ayudado y aun sigues haciéndolo. He aprendido muchísimo contigo, y a los desagradecidos que les den pomada !!!!! No cambies por 4 bobos !!!
    Un Abrazo enorme desde el otro lado del charco !!!!
    Benito

  2. A mi me ayudas de muchas formas
    simplemente con existir
    estar ahí
    escucharme
    hablarme
    hacerme reir
    ser tú
    a mi me gusta como eres…TU eres uno de mis HADAS…no cambies nunca por nadie…cambia sólo por ti!! 😉
    Q te quiero muuuuuuchooooooooo..

    Love, Belén.

  3. Si has conseguido que una sola persona halla corrido el velo de la ignorancia, tú trabajo ha tenido sentido.
    La vida se compone de pequeñas cosas, las cuales sumadas forman lo que cada uno es.

    Un saludo.

  4. Personalmente creo que aún te conozco poco como para opinar en según que cosas, pero lo que sí que te puedo decir es que me pareces una persona genial, de esas que dan Todo sin esperar nada a cambio, como te ha dicho mucha gente, no cambies nunca por nadie, quien te quiere lo hará por que si, por tu forma de ser, por ser la persona que eres…
    Yo espero que esta nueva amistad siga y se haga más grande… 😀
    Y te doy las gracias por que en el poco tiempo que somos amigos me has sacado muchas sonrisas aun sin saber el problema de mi estado de animo…..Creo que eres un solete!!!!!
    Abrachito

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA *