Utopicron: el cambiador de universos paralelos

Encontrar una noticia buena, realmente impactante, en el mundo de desastres, horrores, y pitufitos corriendo despavoridos de un lado a otro, es una rauda tarea.

Llevo décadas intentando encontrarla, pero aun no la he hallado.

Todo lo mas que puedes encontrar son cosas como que: «un pequeño grupo de algún lugar ha conseguido que se haga algo bueno después de tantos años de hacerlo mal«. Sabes que eso no va a durar lo suficiente. Pero en el desastre orquestado que nos rodea a nivel mundial, da igual si hace una mejora o retoque, algo que compense todo lo malo que ocurre en todas partes. Esa «buena noticia».

Yo me supongo que los que desean malas noticias, estarán todos contentos. Siempre que se acercan a los medios de comunicaciones será una satisfacción constante para ellos que haya guerras, muertes, cada vez se roben mas unos a otros, haya gente desesperada que haga algo porque ya no tiene nada que perder. Debe ser un jolgorio para ellos poder leer las noticias. Estarán comentando las mejores jugadas con el televisor:

  • «Mira, mira, como muere ese, que gilipollas…»
  • «Andaaaaa, otro que pierde su casa por una mala inversión, ahora se la vamos a embargar.»
  • «Jajaja, y ahora después de abrir un negocio, pedirnos un crédito, ser emprendedor, le cobramos un extra, le cerramos su negocio, está endeudado de por vida y ya podemos seguir jodiéndole a él y a sus prole.»

Eso en las locales, que en las internacionales supongo que serán:

  • «Otra guerra mas, chicos preparad el champan… que con el vino no tenemos suficiente.»
  • «Una nueva reconstrucción se nos viene después de que han hecho el alto el fuego… sacad las calculadoras.»
  • «Vamos, que ahora hay que mover países enteros en otro nuevo éxodo de habitantes. Decidles a los de las escavadoras que vayan preparando las palas. Y a los cocineros que saquen el caviar, que esta tostada está muy seca.»

Resulta que esas noticias que uno piensa que va a encontrar de:

  • «Por cada incendio que ocurra en un bosque, plantaremos 100.000 árboles mas, rehabilitaremos la zona quemada, y se cerrará al público durante 200 años, para que ningún otro imbécil haga de las suyas.»
  • O un comunicado especial navideño: «Los políticos, de todas las épocas, que sabemos lo que somos y como de manejados estamos por otro poder oculto y anterior a nosotros, como títeres estúpidos y monigotes de guiñol. Ahora, vamos a bajarnos el sueldo a 426 € mientras estemos en el cargo, viviremos como vosotros en una casa normal. No tendremos una bonificación vitalicia después de nuestro mandato. Recortaremos comitivas de asesores y ayuntamientos fantasmas. Y con todo lo que sobre de los demás sueldos lo invertiremos en los recortes que hemos estado llevando a cabo durante décadas en cualquier gobiernos que se haya puesto al frente. También nos comprometemos a no echarnos los trastos a la cabeza. Si no salimos elegidos haremos una buena oposición, recomendando y ayudando al/los partidos que estén gobernando. Entre todos vamos a salir a delante.»

Parece ser que estas noticias y otras muchas que podrían ocurrir a nivel global, son solo «utopías», cosas que jamas de los jamases pueden ocurrir. Que por mucho que se piensen, es imposible implementar. Que eres prácticamente un loco por poderlas imaginar. Que vives en un «universo paralelo» (debe ser el que he nacido en el universo maligno).

Y digo yo…

¿No habrá un inventor en la sala que nos permita, a los que soñamos con esta utopías, sacar de la chistera de sus ideas, el «Utopicron», que permita cambiarse de dimensión a la buena que sabemos que existe?

Por cierto, en lo que llevo de mañana, no he encontrado noticia buena, aun…

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.