Los Tres Deseos

Este fue el primer libro interactivo de una larga colección que aparecerá poco a poco en Avalon Software. Su desarrollo comienza en 1991, antes de eso en 1989 también se decidió hacer otro de los proyectas ya concluidos: Dragones y Mazmorras: La Magia al Revés.

El comienzo de este proyecto fue duro, primero porque todos los gráficos estaban desarrollados y coloreados a mano (las ilustraciones originales, salvo la de la portada, eran todas en blanco y negro). Aparte el armazón del juego aún no estaba diseñado completamente, y fue esbozándose mentalmente y poco a poco a medida que se iban terminando los dibujos.

Por aquel entonces, Vago sólo contaba con su ordenador Amiga 500, que si bien era un buen ordenador, tenía muchas veces sus limitaciones gráficas. Lo primero de todo, fue que con el diseño central del Interfaz, se disponían de muy pocos colores, y en un principio se intentó hacer unos gráficos en 4096 colores (o resolución HAM), pero se desechó la posibilidad de realizarlos así, primero por la limitación de estos gráficos a ser imágenes estáticas cuando el diseño del interfaz requería al menos los movimientos necesarios para irse presentando en pantalla. Así que al final se decidió sacar todos los dibujos en 64 colores como máximo, en una resolución conocida por los usuarios de Amiga como Halfbrite, que son 32 colores a la elección del usuario, y los restantes eran otros 32 colores pero un poco más oscuros que los seleccionados.

Con estas limitaciones se empezó a crear los dibujos, pero a medida que iba progresando en el interfaz del usuario, nos topamos con un fallo que no se había previsto. Esos colores tenían que ser inamovibles, para siempre en el juego. Por tanto, cuando ya estuvieron terminados los dibujos en blanco y negro mediante la Digitalización-manual, y apuntando los colores que se iban usando a lo largo del coloreado de las imágenes, se fue terminando esta parte del desarrollo. Nada menos que la cantidad total de 29 ilustraciones son las que contienen la misma paleta de colores. Muchas veces se hacían texturas mezclando colores para conseguir diferentes tonalidades y con ello aprovechar mejor la poca cantidad de tonos.

El interfaz fue preparado para ser desarrollado en TV*Show, un pequeño programa de presentaciones multimedia bastante antiguo y simple. Esta forma de hacer el libro interactivo se le llamó en un principio: Game Book System.

Cuando ya se concluyeron todos los dibujos, la pantalla del interfaz, los textos y las opciones posibles, ya sólo quedaba montarlo todo en la idea que tenía sobre el armazón. Pero nos topamos otra vez con otro problema a la hora de llevarlo a cabo, fue tan grave este problema que se paralizó el proyecto durante unos cuantos años, hasta descubrir algún programa más avanzado en presentaciones o alguna forma para poder desarrollarlo en condiciones.

Un día, estando en una clase de Yoga físico, ya en la parte final en plena relajación del cuerpo, a Vago se le coló la idea de cómo podía realizar el libro interactivo para Amiga. Por aquel tiempo Vago había empezado a usar un nuevo sistema llamado AmigaGUIDE para presentar las instrucciones de los programas. Algunas revistas en disco empezaban a usar este sistema, por ejemplo la legendaría Amiga Report. Se le ocurrió tomar esa base para escribir el texto del juego. Y para ver los gráficos emplear un programa aparte asociado mediante un botón de texto en el AmigaGUIDE. Había visto cómo una revista en este formato, en la que se trataban artículos de juegos para la CD32 hacían esto mismo, para ver las fotos o capturas de las pantallas de los juegos.

Así que se desecharon todas las viejas ideas, se aprovecharon los mejores dibujos coloreados. Con este nuevo sistema ya no había límites en los colores, cada ilustración podía tener su paleta, pero para no tardar mucho más en la finalización del programa, siguieron teniendo los 64 colores idénticos entre sí. Ya se aprovecharía esa característica en el siguiente juego.

Muchos dibujos desarrollados no fueron usados al final, como una pequeña animación de presentación que se creó para acompañar al juego. En esta animación aparecía el famoso dije mágico (una especie de campanita de los deseos), y una pequeña historia contada en texto, después desaparecía esto al poco tiempo y se anunciaba que seguía la carga.

Con el tiempo, este juego para Amiga fue portado en PC. Se encontró un software en el que a su vez se podía sacar una versión de Animese Demo para ordenadores compatibles. El Neo Book Pro permitió una gran expansión para las versiones en PC de los proyectos de Avalon Software, y también permitió sacar una pequeña versión de Los Tres Deseos. Como fue el primer libro interactivo para PC, tuvo un interfaz de usuario algo esquemático, pero todo esto mejoraría en la siguiente producción sobre el libro de Dragones y Mazmorras.