El gran proceso de publicar tus textos

Después de desmoralizarme un poco cuando me dijeron:

«Tu web está penalizada por Google. Se que no lo has hecho a mala fe, pero por favor borra tu recomendación sobre mi.»

Y haber acatado la decisión de no molestar mas a quien me lo pedía, decidí tomármelo como solo un nuevo aviso de que estoy haciendo las cosas como deben ser: con prudencia y paciencia.

Las críticas son buenas, así podemos mejorar.

Así que después de escribir un par de artículos más de desahogo personal, y poner frases por doquier sobre las maravillas de la red moderna, me empecé a reír de mi mismo. 🙄

Lo cierto es que antes cuando escribía una página era todo jolgorio y risas. Solo ponerte a escribir y darle a publicar. Ahora es todo un proceso evolutivo con cantidad de pasos intermedios, la mayoría de ellos absurdos y que ya poco o nada tienen que ver con poner la información a disposición de la gente.

Aquí tenéis a grandes rasgos lo que digo:

  1. Pensar en una idea. A veces es una explosión creativa que te asalta en el momento mas inoportuno. Otras es mas lento el proceso y hasta que no tienes las ideas claras no te pones a confeccionarlo.
  2. Empezar a escribir. Hay veces que lo hago todo en 10 minutos, pero después tardo mas de 1 hora o varios días en terminar el texto.
  3. Decidir cuando publicarlo. No se pueden publicar todos el mismo día, a veces retraso un poco la publicación de algunos, por respeto a mis visitantes. Muchos aguantan mis textos largos y no están acostumbrados a que yo esté mas al tanto de esto. Otras veces decido con meses de retraso poner un tema que me pilla muy de cerca, para suavizarlo un poco, y es que muchos no sé si debo publicarlos. Hay muchos que después de escribirlos, he decidido borrarlos, con el paso del tiempo. Tengo una auto-censura.
  4. Las correcciones. Son importantísimas. Cada día mas. Y es que en mis primeros tiempos me importaba poco. Con el paso de los años me he vuelto mas refinado y mas rígido en esto. No soy perfecto, pero intento mejorar con el paso del tiempo. Ahora cuando dudo de alguna palabra incluso la busco por Internet en varias web de ortografía. Siempre intento aprender un poco mas y que esas cosas se me vayan quedando para los siguientes textos. Le das veracidad a tus escritos porque los cuidas con mas mimo. Zarpazos, frases escritas con prisa, pensando en cómo lo leerá la gente, o si se ahogarán en el intento. Enlaces de referencia a diferentes temas. Además también tengo que explicar determinadas siglas que no son muy comunes (muchas muy técnicas, otras a veces inventadas. Muchas las veo fáciles para mi pero siempre es bueno pensar en los diferentes conocimientos de los demás), esto último era mas fácil, pero el editor «ultra-moderno» que ahora tengo ha quitado algunas cosas y hay que andar añadiéndolas «a manita 1.0», perdido por el código fuente de mis grandes textos editados.
  5. Las posteriores revisiones. Editar el contenido, maquetarlo, ponerlo bonito, presentable, legible, atractivo, un sinfín de posibilidades en las que se pierde muchísimo tiempo. Todo para que no quede todo tan apelotonado. Que esas cosas que pones de adorno o adicionales tengan sentido. Y para en definitiva que sea un poco mas alegre y «no tan negro» como dicen que ahora tengo mi blog. (hi Fleming! :mrgreen: )
  6. El maquetado final. Cuando estas añadiendo contenidos extra, ahora le doy mayor importancia a este paso. El «tema visual» ahora tiene nuevas posibilidades, aparte de sencillez y lectura fluida. Muchas nuevas mejoras están relacionadas con un diseño pensado para que se pueda ver en cualquier parte. Intento aprender cada día mas sobre «los estilos» en base a mi propia experiencia con ellos. Así voy ampliando estos conocimientos, y se me van quedando cosas que antes no utilizaba. Esto lo veo como un auto-aprendizaje para futuros proyectos.
  7. Pensar en las «tags«. Antes solo había que añadir una o varias categorías, y con eso me apañaba. Ahora hay que añadir palabras adicionales que se van confeccionando con el artículo en sí. Aparte de leerlo varias veces, tengo que hacer una síntesis en palabras cortas, que son como un resumen con estas etiquetas. Además tienen que servir para que cuando busquen por Internet en diferentes lugares encuentren cosas relacionadas con dichas palabras. Intento limitar mis etiquetas, pero a veces, mis monstruosos textos largos, hablan de tantos temas que es difícil resumirlo en pocas palabras. Otro aprendizaje que me supongo que irá evolucionando con el tiempo.
  8. Pensar en mi «karma» negativo (digo SEO Negativo). Ahora además, todos los enlaces externos tengo que ponerlos para que cuando los motores de búsqueda añadan la información, no añadan también que son cosas que análogo o son material de lectura adicional, que no es de mi autoría. Consiguiendo que los Robots ajenos a mi no se crean que estoy basando mis escritos en las modas actuales para ganar visitas. Y es que aunque no tengo ni un solo anuncio en mi dominio web, lo cierto es que parece que va a costarme mucho lavar mi nombre en Internet de este nuevo problema. Es muy difícil dialogar con una máquina que no tiene conversación.
  9. Poner la nota de prensa en red social de forma visual. Hay que añadir algunos cambios para que pueda ser publicada correctamente y mis amigüitos en la red social se enteren. Marcar una opción a la hora de editar cada artículo nuevo publicado. Y después un apaño en la página de Debugger de la red social que utilizo, para poder publicar de forma bonita en enlace a dicha web. Parece nunca enterarse de ésto.
  10. Cuando ya crees que está todo terminado, va y no es así. Re-leyendo tu propio texto pillas mas zarpazos, una falta garrafal, un «palabro» mal escrito. Ves algo que no funciona a pesar de haber revisado diez mil veces el texto. A veces solo es un pequeño fallito de diseño en el que no habías caído. Te toca hacer otras 10 ó 15 revisiones posteriores a la publicación del texto. La mayoría pasarán desapercibidas para los visitantes que leyeron la primera versión, cuando la publicaste, pero en tu fuero interior sabes que eso debe estar corregido, como buen perfeccionista que eres.
  11. Pasa el tiempo, y muchos de tus enlaces externos han muerto. Siempre digo que Internet es un gran árbol de navidad. Máquinas que se encienden y apagan, las páginas web son iguales: crecen, se reproducen y mueren como los bichos. El caso es que tienes que poner un enlace alternativo externo a otra parte, que diga prácticamente lo mismo. O bien tachar por siempre el enlace que una vez sirvió para ampliar información. A veces desaparece la información, la empresa que lo sacó, o el autor de un programa ya no quiere publicitarlo. Entonces te toca añadir textos evolutivos de notas adicionales incluyendo una fecha, que digan ¿por qué una vez existió algo y ahora aparece un borrón o desparece el propio enlace?. Solo es una mera explicación recordatorio de que el tiempo pasa inexorablemente en el mundo virtual. Este proceso no se puede llevar siempre al día. Normalmente ocurre cuando tu mismo estás re-leyendo algo que escribiste meses u años anteriores (a veces porque te lo recuerda algo que te ocurre a posteriori). Descubres el desaguisado y en un intento por tenerlo un poco actualizado, lo vuelves a revisar.

Aun hay gente que se pregunta:

¿Por qué estoy retrasando el desarrollo de Encanta 2.0?

El nuevo lavado de cara de mi blog y de mi propia página personal de Avalon Software (aun en estado «en construcción permanente») están teniendo mucho que ver. Hay cantidad de problemas que me voy a encontrar si al final decido embarcarme en dicho proyecto. Tendré que tener pensado y estudiado la mayor parte. Y sobretodo tener gran reserva de energía renovada. Creo que pasará largo tiempo antes de que decida embarcarme en tal viaje, por muchas cosas que estoy descubriendo junto con otras que aun ni tengo decididas.

No quiero empezar algo y que al final tenga que cerrarlo a medias y desilusionado. Ya he visto muchos proyectos similares, con muy buenas intenciones que han pasado por eso mismo. Justo cuando empezaban a «meter la aplicación que iba a solucionar todos sus problemas» va y a los pocos meses cierran precisamente por ello.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.