Hace unos días cargué la aplicación de Amazon Cloud Drive para Mac. Lo cierto es que hace semanas que no la ponía en marcha, ya que casi siempre me conectaba vía navegador. Ahí me permite organizar las carpetas mucho mejor.

Aprovechando que tengo cuenta Premium en dicho lugar, me dan espacio ilimitado para las imágenes, así que he ido subiendo imágenes de mis cacharros informáticos para tenerlas siempre disponibles en cualquier parte (ya que ahora tengo despacho y dormitorio separados). A veces me resulta mas cómodo acceder a determinados contenidos sin tener que desplazarme por varias habitaciones y encender varios equipos. Continuar leyendo…

Las últimas versiones del Mac OS X han sido gratuitas. Con los equipos nuevos te viene el sistema pre-instalado. Pero si tienes la mala suerte de tener un equipo antiguo (es decir, anterior a las nuevas versiones del sistema), tienes que bajarte el nuevo de la «dichosa tienda de aplicaciones» que ahora tenemos que tener todos sí o sí. Esto sería maravilloso si no fuera porque a veces se atranca, tanto la tienda como la instalación.

Muchos artículos recomiendan hacer una instalación limpia de los sistemas operativos, y esto tiene su explicación sencilla. Una instalación nueva tiene menos probabilidades de que falle alguna aplicación antigua. Ya que actualizar un sistema sobrescribe componentes generales que usan varias aplicaciones, con lo cual provocan problemas posteriores de compatibilidad. Una instalación nueva, permite al sistema asentarse mejor. Continuar leyendo…

Con el Mac Mini que me han prestado, había perdido la capacidad de poder acceder a los discos duros particionados con el sistema de archivos de Microsoft: en NTFS. El caso es que no funcionaba ni actualizando el software que utilizaba. También probé las versiones de evaluación de Paragon NTFS for Mac y También uno llamado Tuxera NTFS for Mac 2012/2013 (que algunos opinan que es mas fiable que el de Paragon aunque un poco mas lento). Además intenté otros sistemas: OSXFuse (Sucesor del MacFUSE) y NTFS-Free. Ninguno conseguía ni siquiera montar la partición en el Mac. Continuar leyendo…

Hace unas semanas, mi amigo Fleming me prestó su Mac Mini durante una temporadita. Antes de meterle mano, me lo dejó con el OS X Maverick preinstalado.

El Mac Mini suyo es el modelo 3,1 (principios del 2009). De los últimos que pueden llegar a poner este sistema, por decirlo básicamente, uno de los mas bajos de la gama que lo permite.

Mi modelo, el 2,1 (el anterior, mediados del 2007). No es apto para el Mavericks, aunque admite hasta el Lion (10.7). Personalmente me quedé en Snow Leopard (10.6) que es perfecto y muy estable, permite poner muchas utilidades de los PowerPC mediante Rosetta, y utilidades de Intel, así que podríamos decir que permite un gran abanico de aplicaciones. Continuar leyendo…