Emulando universos paralelos

A petición de Benito (hi!) aquí está mi «breve» historia por los emuladores.

¿Qué es un emulador? A grandes rasgos es la habilidad de un programa para parecerse a otro ordenador o consola. Es la posibilidad de poder acceder a otro ordenador, totalmente diferente, al que estas usando.

Los emuladores son programas especiales que lo que hacen es traducir a su lenguaje las cosas que hace otro ordenador con un lenguaje diferente. Por lo tanto tiene que hacer varios pasos, con la consiguiente perdida de velocidad final, traduciendo y retraduciendo lo que va haciendo (valga la redundancia de la frase).

No debemos confundir los emuladores con los virtualizadores. En cierto sentido «operan casi de la misma manera», pero un virtualizador es algo muy diferente.

Un virtualizador es mas bien un ordenador dentro de otro. Un entorno con una serie de características básicas que permite usar algo que ya se permite en la misma máquina. Por ejemplo: poner un sistema operativo diferente al que usas, pero no tener que dejar de usar el que estas manejando. (Lease… usar Ubuntu dentro del Windows o viceversa). Esto permite acceder a otros programas que se necesitan, sin tener que dejar de usar el mismo sistema. También hay ciertas pérdidas de velocidad, pero mucho menores ya que se trata de procesos de traducciones mucho mas simples.

Esta era una simple introducción.

Mi paso por los emuladores comenzaron a raíz de que llegué a la plataforma Amiga. En esta época empezó la guerra estúpida de «mi ordenador hace cosas que no puede hacer el tuyo«. Los típicos piques tontos que no llevaron a ninguna parte.

El Amiga siempre fue considerado como «un ordenador para juegos» por los pocos entendidos, o «para videoedición, presentaciones multimedia, 3d y sonido» por los mas entendidos. Y los PC eran los reyes de la oficina con «sus bases de datos, procesadores de texto y demás parafernalia de programas ofimáticos«.

Lo cierto es que el primer emulador que manejamos tanto Benito como yo fue bastante rudimentario: Amiga Transformer. Apenas emulaba un ordenador PC XT de 8 bits, con tarjeta gráfica MDA (peor que el CGA). Pero ya podías acceder a «algunos programas» del todopoderoso PC en tu ordenador Amiga 500 ¡y todo esto sin disco duro ni nada! que tiene mas mérito. Pudimos acceder al MS-DOS 3.3, a algún programa de base de datos como el DBase III, y a algún antiquísimo PC Tools para probar las capacidades del ordenador emulado. Nada serio.

Mas tarde conseguimos algún que otro emulador mas: uno de Atari ST aunque en alemán poco podíamos hacer, alguno de Commodore64 el The A64 Package, y el A-MAX de Ready Soft (esta es la página oficial, actualmente), que era bastante inoperativo sin su ampliación adicional, y más cuando en aquello tiempos tampoco teníamos ni soft para probar. Todos como curiosidad, ya que bajo un A500, a 7 Mhz con 1 Mb todo era muy complicado hacerlo marchar. Creo que también encontramos un emulador de Sinclair QL, que compramos en el dominio público, aunque ninguno de los dos teníamos ni programas para él, ni llegamos a conocer ese ordenador. Ya era casi por afán de coleccionismo.

Mas adelante en el tiempo, en mi época de usuario de PC (con aquél 486 Cyrix), conocimos la existencia de un emulador de Spectrum de Pedro Gimeno, con el que muchos empezamos, supongo que porque las instrucciones estarían en castellano del fichero que conseguimos. Además muchos hicimos el chanchullo para conectar al puerto paralelo una cinta de casette para pasar nuestros juegos reales a fichero. Y alguno que otro se cargó la controladora de puertos, ejem…

La verdad es que era curioso ver aquellos juegos que antes tardaban una eternidad en cargar, ponerlos en MS-DOS y rememorar un poco viejos tiempos.

Con el tiempo y el primer A1200 que compré, conseguí el ZXAM que era un emulador de Spectrum pero para Amiga (puedes descargar una versión desde Aminet), de Toni Pomar. usuario muy conocido en las redes amateur (BBS‘s) en aquellos tiempos por su emulador y otras cosas que hizo para Amiga. Por aquel tiempo Benito ya estaba recopilando todo emulador viviente, empezó con el Spectrum y terminó con un montón de programas variados entre los Amstrad CPC, Commodore64, MSX, y empezó con las consolas, ¡hasta tenía emuladores de calculadoras! También se bajaba cada x tiempo versiones del MAME con nuevas re-versiones de los juegos de máquinas recreativas, ya que la anterior version anulaba que funcionase bien con la vieja. Pero su gran afición por el Spectrum aumentó a niveles insospechados. Cada nuevo emulador que encontraba solía decir: «este es mejor que…» 🙄

En mi caso era mas o menos una afición un poco mas controlable. Yo en esa época estaba mas loco de la música por ordenador en el programa de sonido que tanto me gustaba: el ProTracker (desde aquí una muestra desde YouTube para que veáis sonido y funcionamiento con una música de Jesper Kyd). Y gracias a que nos prestaron una grabadora de CDs, nos dispusimos a hacer un recopilatorio de emuladores de 8/16 bits y música que llamamos «Emulasound» y que aun funciona en un CD de los míticos de Traxdata de 74′ y 6x de velocidad máxima (dorados con serigrafía azulada). ¡Esos CDs si que duran! 😀

De todos los que he ido probando ya poco a poco, creo que el que mas me gustaba poner era el de Megadrive. Yo nunca he tenido una consola, y dudo que la compre en el futuro, pero esta me parecía interesante con algunos juegos que jamas conocí.

En Amiga seguía intentando emular muchas cosas. En concreto cosas que me repetían siempre que «el Amiga no podía hacer«, y sin embargo yo podía catar perfectamente con los emuladores. Me ha dado siempre mucha rabia que programas que funcionan en emuladores, no los tengamos aun portados en Amiga nativamente, porque a las compañías no les daba la gana hacerlos, porque desarrollarlos podía haberlo hecho perfectamente, y a una velocidad mas que decente. Si emulado iba decente ¿por qué no de forma local? Eso era lo que mas me fastidiaba.

¿Cómo era posible que no tuviéramos aun reproductores de AVI y Quicktime en Amiga, y sin embargo con un emulador llamado ShapheShifter, y el sistema operativo de Apple Macintosh, el OS 7.5/8.1 con su Quicktime funcionase?

¿Cómo era posible que no tuviéramos mas que unos «navegadores de juguete» y yo en ese mismo emulador pudiera poner perfectamente el Netscape Navigator 2.0 e incluso navegar mucho mejor por las páginas web?

Cosas totalmente incomprensibles para un usuario de Amiga.

¿Cómo era si posible que todo el mundo estuviera embobado con la «multitarea real de los Windows95» si yo ya estaba disfrutando de eso desde 1989 con un ordenador de 3Mb y sin disco duro, y mas tarde con uno similar con mayores prestaciones y disco duro? Estas cosas y los emuladores me hicieron comprender muchas incongruencias: que no les daba la puñetera gana, que solo iban a engañarnos y a vendernos lo que ellos quisieran, y que los «pobres mortales» no teníamos derecho a elegir, solo usar lo que nos dijeran: porque sí. Pero me estoy desviando del tema. 🙄

Mucho mas tarde, en Amiga conseguí probar el Fusion de MicroCode Solutions (puedes ver la emulación de Fusion desde este vídeo de un usuario en Youtube con su Amiga1200 con Aceleradora PPC, el emulador y un software de simulación de vuelo), éste fue la competencia directa del ShapeShifter.

La verdad es que el Shapeshifter fue una gran emulador pero no lo programó para nada el autor (Christian Bauer), parece ser que se aprovechó de varios desarrollos de emuladores (entre A-MAX, Basilisk, SheepShaver y el software de Emplant de Utilities Unlimited).

Cuando salió la placa emuladora Emplant (era una placa que tenía hardware y software, se comportaba como un Mac de verdad con sus compatibilidad con AppleTalk y demás, por cierto la placa era carísima), pues por aquella época salió ShapeShifter, que era Shareware y muy barato, echando a la competencia directa (las placas por hardware, tanto Emplant como A-MAX y otras), que al final cerró y se convirtió en desarrolladora de programas emuladores como Microcode Solutions, y sacó a la luz el Fusion y el PCx (emulador de Macintosh para Amiga, y emulador de PC Pentium para Amiga respectivamente).

El PCx era la competencia directa de otro emulador shareware, este legítimo y que llevaba mas tiempo, el PC-Task. Este último llegó a la versión que emulaba 486. Aunque pocos la disfrutamos. Hace nada he sabido que esta versión ha sido liberada por el programador: Chris Hames, y se puede descargar gratuitamente.

Antes que os preguntéis ¿cómo es posible que en un Amiga Classic se pueda emular un 486 o un Pentium?, os diré que sí, es posible, pero que no está nada recomendado poner los dichosos Windows. El Windows 3.1 se puede poner pero es lento como los demonios. Y algunos han logrado poner el Windows95, pero ya no os quiero contar la lentitud que va eso. Si cuando salió en PCs ya era lento, imaginaros ponerlo en un Amiga acelerado.

La mejor emulación sigue siendo la de Macintosh, eso sí los Macintosh que tengan procesadores Motorola 680×0. Ya que Amiga y Apple en esa época compartían procesadores, por lo que la emulación era mucho mas sencilla de realizar.

Cuando Apple se pasó a los PowerPC, la cosa cambió. Microcode Solutions cada x tiempo nos informaba de que estaban haciendo un Fusion PPC (para los que tuvieran placas aceleradora PowerPC en sus Amiga Classic). Yo no llegue a verlo, porque las tarjetas aceleradora PPC estaban prohibitivas para mi nivel adquisitivo (y lo siguen estando ya de segunda o tercera mano… si es que las encuentras).

En la época actual, los últimos emuladores que probé fueron un emulador de Macintosh bajo PC/Windows, aunque esta para varias plataformas (Basilisk II), para usar el OS 8.1. Comprobé que era mas o menos similar a lo que ya había disfrutado años atrás desde el Amiga a 50 Mhz, pero bastante fluido.

Me gustó disfrutar de la experiencia de instalar un Mac desde cero. Con los emuladores se aprende mucho de esto. Pero a veces si uno recopila información, se encuentra con cosas ya hechas para torpes y que no tengas que mover un solo dedo. A menudo muchos usuarios vienen a otro ordenador así, sin mover nada, ni leer, y lo quieren todo hecho. A mi y a algunos otros nos gusta mas experimentar desde cero, jugar, y a veces encontrarnos con los mismos problemas otra vez pero aprender también ese proceso desde cero, porque es mas gratificante que ponerlo y decir: «Ale que bonito, a otra cosa que me aburro.»

Hacia tiempo, alguien me pasó el sistema operativo en CD de un Mac real (de version 680×0, no PPC). estuve tentado de poner un emulador de PPC de Mac, pero ví que aun no estaban demasiado evolucionados el pearPC, y preferí probar el de 680×0 que no me defraudo. Supongo que eso y desastres posteriores en PC me animaron a que mas adelante comprase un Mac Mini real y disfrutase de la experiencia como debe ser. :mrgreen:

Después ya he hecho pruebas con emuladores puntualmente y según me han ido pidiendo ayuda. Últimamente he probado cosas para la NintendoDS para mi hermana que quería comprase una real con un programa en concreto. Era interesante probar si le iba a servir antes de desembolsar el dinero por algo que a lo mejor no le gustaba. Yo lo probé en el mío y después se lo puse en su Netbook para que lo testease. Al día siguiente se compró la consola y algunas cosas, porque si le servía para lo que quería.

Otras veces he hecho experimentos con los emuladores de Amiga bajo PC, En concreto con el WinUAE, aunque también con el Amiga Forever (de hecho, sin comerlo ni beberlo, me tocó una versión antigua de éste emulador en un concurso).

También he probado emuladores mas personalizados con alguna aplicación empotrada que solo era pulsar dos veces en un icono y que funcionase todo sin mover nada. Como curiosidad para torpes están bien, y para recordar a lo mejor un juego en concreto, pero me gusta mas toquetear cosas con el emulador real.

También he probado cosas como el AmiKit, el AROS (en su versión con la distribución Icaros Desktop adosada) y alguno otro.

El AROS no es exactamente un emulador, ya que es la implantación del AmigaOS bajo procesadores x86. Solo que lo he probado ya en la parte de lo virtualizadores.

El AmiKIT es un Amiga potenciado al extremo con cosas modernas pero emulado, en los ordenadores actuales un Amiga emulado va casi «igual» o mejor que en un Amiga real (sólo han tardado 20 años… en depurarlo), aunque esto lo diga yo, que hago el proyecto «El Amiga me Encanta» las cosas como son. El Amiga Classic ya está muy bien emulado, claro que necesitas un ordenador de la leche para hacer lo mismo que se hace con el original con mínimos recursos. Para entendernos. Con un Pentium III 450 Mhz, puedes emular un Amiga 500 a 7,14 Mhz medianamente bien. Eso claro, si le pones bajo Windows, la cosa varia y se ralentiza en algunas cosillas, pero va. En cuanto empiezas a pedirle mas potencia de emulación la cosa cambia radicalmente. Hoy en día todos tenemos ordenadores que considero que antes tenían las grandes estaciones de trabajo profesionales, y ya da un poco igual todo. Pero no deja ser de risa que aun muchos usuarios de PC pongan emuladores para acceder a un ordenador con menos prestaciones pero que sigan pudiéndolo usar, eso sí a consta de potencia de calculo bruta y memoria a mansalva. ¿Imagínate lo que hubiera podido hacer el Amiga con esa misma potencia pero su software evolucionado? Da que pensar ¿eh? 🙂

En los Mac Mini, tanto el PowerPC como el Intel. he hecho algún pinito de emulación, tampoco nada serio, he puesto el de Amiga en Mac (E-UAE con el interface gráfico Hi-Toroproyecto cancelado, quizás puedas encontrarlo en MacUpdate o similares lugares—) para ver que tal iba, y no va mal. Aunque sigo prefiriendo usar los ordenadores de verdad que los emulador, que le vamos a hacer. Aunque para aquellos que no puedan tener varias máquinas al tiempo les será interesante poder acceder a ésto y al menos catar lo que no pueden acceder fácilmente o por problemas de espacio o dinero.

Y de la época de emulación, lo que mas uso ahora ya son virtualizadores (en concreto el VirtualBox porque me permite cambiar las máquinas virtuales entre plataformas Windows/Linux/OS X sin tener que convertir éstas). Aunque también he manejado de pasada el VMWare (tanto para PC –VMWare Player en conjunto con EasyVMX– como para Mac –VMWare Fusion–) y el Parallel Desktop para Mac). Que como en otras ocasiones os he contado, me permite hacer experimentos en mi equipo sin que sufra el sistema real donde trabajo. Para estos experimentos y pruebas de software son ideales. Incluso aunque sean del mismo sistema operativo que ya usas. También de otros que podrías usar de verdad, pero sin perdida de datos importante mientras lo haces. O realizando varias tareas al tiempo. De hecho, gracias a los virtualizadores pude ayudar a mi hermana con una «maquina virtual» que habían creado para un proyecto del trabajo, para ver si funcionaba y si se podía «compactar» para que ocupase menos. (por cierto, bendito compresor 7-Zip, hace maravillas comprimiendo 12 Gb en 3 Gb 🙂 ).

2 comentarios

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.