Varias cosas

Estas semanas atrás me han ocurrido varias cosas. Es difícil escribí últimamente textos, y no me apetece como antes, aparte de la tarea que realizo cada día de Encanta.

Es bastante agotador pasar una revista mensual de Amiga.InFo, son muchas páginas y se hace muy largo, sesiones a menudo de mas de 6 horas diarias.

Entre medias y con descansos, he realizado diferentes tareas de reparación de ordenadores. esta vez, vía remoto, a través del TeamViewer.

En lo que llevo de año, he ayudado a reparar unos 4 ordenadores de amigos (en varias tareas y varias sesiones de días diferentes), comprado y configurado uno nuevo (el netbook de mi madre), arreglado cosas de varios de casa (portátiles, sobremesa, configurado del Print Server…), y aconsejado comprar otro nuevo a un familiar. Vamos, casi lo de siempre.

Algunas cosas que me gustaría decir sobre esto:

Aun hay gente que se extraña de que hagas algo por el simple hecho de ayudar, y no necesites nada a cambio. No es la norma, y debería ser al contrario. Si todo el mundo hiciera lo mismo, otro gallo cantaría en este lugar que llaman Tierra.

También, que cuando estés con alguien que te está reparando un ordenador, le dejes hacer un poco. Es normal ver el puntero moverse, arrancar programas raros (a veces… lo raro es arrancar una ventana de «Símbolo de sistema» y escribir algún comando raro… :mrgreen: ), y que determinados programas se pongan a hacer cosas solo. ¡Es normal!

Lo primero de todo. es difícil escribir textos al mismo tiempo que manejas un ordenador o explicas opciones de un programa. Saltar de ventana del programa vía remoto o la aplicación a explicar a ventana del chat para escribir un proceso o una explicación.

A lo largo del tiempo y por comodidad, muchas veces he preferido la comunicación hablada para explicar cosas (después de ver los beneficios, y me he tenido que quitar un poco mi timidez para ello).  Pero muchos son reacios a ello. A veces es mejor decir: «ves ese botón que pone tal cosa» que escribirle: «ve la la barra de tareas, despliégala, busca todos los programas, ábrelo, ejecuta tal cosa, ahora elige la pestaña tal, mira la zona cual…», Es agotador escribirlo. Porque yo al mismo tiempo que lo digo tengo que saber lo que digo. Y muchas veces no me acuerdo de memoria y tengo que hacer el proceso al mismo tiempo.

Muchas veces en una procedimiento hay que explicar conceptos que no todo el mundo tiene o tiene con otro nombre aprendido: ¿Qué es un Acceso Directo?, ¿en que se diferencia de una Carpeta?, ¿dónde esta el botón de Inicio? (si si, ahora me diréis que es muy fácil, el que pone Inicio, pero en los Windows actuales ya no pone eso, solo el logotipo). En fin son pequeñas cosas que los que hemos usado por un montón de años varios tipos de ordenadores, vamos cogiendo, y otros que no han tenido la «suerte» de haber manejado mas que un poco los ordenadores no conocen del todo, ya que han tenido que hacer otras muchas tareas en su vida (nada desmerecedoras, incluso les aplaudo por ello).

A menudo en el arreglo de ordenadores tengo que hacer preguntas adicionales, no se muy bien bajo que circunstancias se ha producido un error, o que puede haber sucedido. Muchas veces le doy vueltas a temas que me han preguntado días atrás, intentando imaginarme varios procesos, recrear en mi cabeza un ordenador y todas las posibles cosas que han podido pasar.

Por ejemplo. Hace unos días arreglé la detección y uso de tarjetas de red de un portátil, no le detectaba la conexión a Internet inalámbrica y tenía que conectarse a través de una de estas conexiones portátiles USB y móviles. Además el portátil usaba Windows Vista (Hi! Lourdes y su madre :mrgreen: ). Cuando descubrí lo que le pasaba, y lo solucioné un poco a tientas, porque yo de Windows Vista nanai, se quedó funcionando. Pero después de tantas horas se me pasó hacer una cosa, que debí haber hecho y que no caí hasta que me dijeron que «lo que había hecho no había servido para nada«. Al apagar el ordenador (entrar en modo hibernación) y al volver a despertar (no se si hubo un reinicio entre medias…) las tarjetas de red habían desaparecido y otra vez a conectarse por el USB móvil.

Tuve que pensar durante un buen rato porque había podido suceder eso. Y llegué a la conclusión de que «podía haberse» apagado por un mal funcionamiento, y al reiniciarse la máquina, ésta haya dicho:

«Ah bueno, como he tenido un mal funcionamiento, vuelvo por defecto al punto de restauración anterior y funciono sin problemas.»

El punto de restauración anterior, era justamente el que había hecho yo diciendo «Antes de Ignacio». Ahí me dí cuenta que tenía que haber hecho otro de: «Después de Ignacio, ya funciona». Entonces si hubiera ocurrido esto, habría ido a éste y habría seguido funcionando. ¿A que es una chorrada? Pero el trabajo de 6 horas se va a la mierda.

Otras cosas que he hecho, es crear varios presupuesto de ordenadores actuales ajustados. De no mas de 500-600 EUR en ordenadores con procesadores Intel. Tal y como están las cosas en la informática PC-Windows, es difícil elegir componentes que duren, que al mismo tiempo creas fiables, y que cuesten baratos.

Uno intenta elegir cosas un poco mayores de precio, porque sabe que: «lo barato sale caro» a la larga. Pero es difícil hacérselo comprender a las personas a veces, y hasta que no lo sufren en sus carnes no se dan cuenta.

Antes de crear un presupuesto, siempre suelo hacer la misma pregunta:

«¿Para qué vas a usar el ordenador?»

Es bien simple. Pero siempre sé que me van a contestar:

«Para poca cosa… esta tarea, esta otra y esta otra…»

Yo les respondo:

«Vale, ahora piensa en todas las tareas al tiempo, dices que no, pero ocurrirá.»

Y me saltan con aquello de:

«Yo no voy a usar el ordenador como tu, que necesitas un maquinón de la leche.»

Yo no es que necesite un maquinón de la leche. Normalmente es que estoy haciendo una cosa mía, y a menudo recibo hacer un favor, otro mas, arreglar una cosa, buscar otra por Internet. Es decir se van acumulando tareas y programas abiertos al tiempo. Y la gente no ve que pueda pasar eso, en especial cuando les están vendiendo «Ordenadores que hacen varias tareas al tiempo».

Es difícil hacerles entender que aunque ellos solo estén con una tarea, en realidad están con varias mas al tiempo:

  • El antivirus puesto.
  • El navegador con una página de vídeos en línea.
  • Esos vídeos consumen y necesitan abrir determinadas bibliotecas para poder descomprimir la información y visualizarla.
  • Aparte de los procesos internos que lleve el ordenador entre medias.

Son muchas tareas, y cuanto mas «pequeño en prestaciones modestas» tengas ese ordenador nuevo, mas se resentirán todas, y después te frustrará que vaya lento y no sepas ¿por qué?

Sí, todo el mundo me dirá: «Pues compra un Mac», o «Pon un Linux», o «Pásate a Amiga»  (hasta yo mismo lo digo en plan guasa mientras arreglo cosas… porque ya sé la reacción de la gente cuando se lo dices). Pero esa no es la solución que quieren escuchar. la mayoría de las personas quiere un PC, sea de sobremesa o portátil con Windows, y ya no hay otra cosa que elegir.

Aprender otro ordenador o sistema operativo es inviable. y ¡ay de tí como le cambies un programa que están acostumbrados por otro diferente que hace prácticamente lo mismo! Aunque a menudo he recomendado aplicaciones, primero siempre han sido reacios, hasta que se han dado cuenta del potencial, pero claro necesitaban un pequeño aprendizaje, como en todo.

Bueno, pues después de recibir para que quieren el ordenador, y sabiendo el dinero máximo, es el momento de hacer un presupuesto. Normalmente lo lógico es irse a varias tiendas y elegir los componentes y periféricos que uno quiere. Pero por comodidad se suele elegir una tienda donde puedas elegir los componentes y que te lo monten. Yo prefiero esto último y a menudo les recomiendo que pidan un Sistema Operativo porque así se evitaran un montón de problemas venideros, ya que el técnico que lo monte es el que se habrá tenido que enfrentar con el montaje (para eso le pagan, y lo veo lógico), con los problemas adicionales, y con la configuración de ese Sistema Operativo.

Ni que decir tiene que a mi me gusta montármelo y configurármelo en casa, pero sé el tiempo y el proceso largo que se necesita, y a veces hasta lo frustrante que parece, porque siempre hay algo que te encuentras entre medias que hay que solucionar de una manera o de otra, y eso es tiempo invertido en buscar una solución, un apaño o una información.

Una vez que has intentado elegir las piezas, a veces racaneando un poco por el precio máximo que te han dado. Que estas mas o menos «conforme» con las prestaciones, aunque muchas veces no sepas muy bien si has acertado. Le envías el presupuesto. Tienes que ser muy cuidadoso con eso de enviarle un presupuesto a alguien, si te pasas unos miseros euros, lo rechazará diciendo que es caro. Así que lo mejor es dejarlo a ras del precio máximo o mejor aun un poco menos, para que piense que que le va a salir «mas barato». Eso con el IVA y todo incluido, ¿eh?

El problema es que a menudo estas tiendas, tienen un catálogo web que va cambiando en el tiempo. Si no se deciden a la primera, a veces en unas semanas siguientes ese trabajo no vale para nada, y hay que cambiar piezas de última hora, y hay que ver si esas piezas son compatible con las otras al mismo tiempo. Uno puede haberlo previsto pero no siempre puede hacerlo, y buscarlo en 5 minutos antes cuando están pidiendo las piezas en la tienda y te llaman por móvil, despertándote de tu siesta, para que te pongas a buscar por una página web, es bastante estresante.

Recuerdo haberle dicho: «Mírate el presupuesto, y si tienes alguna duda, me la preguntas» (hi! Jesús! :mrgreen: ), ¿qué creéis que hizo? Se fue a la aventura un par de días después a comprarlo, sin preguntar nada. Claro llegó a la tienda, le dijeron que había un problema de algo, y que había que añadir ciertas cosas, (en este caso la tarjeta de vídeo que había elegido consumía mas de lo normal. La fuente que había elegido con la torre se quedaba muy justa o corta, por lo que había que cambiar de fuente a una mas potente. Y me daban a elegir entre varios modelos. Al mismo tiempo había problemas de espacio con la caja y el disipador que había elegido –hoy en día se eligen disipadores tochos para refrigerar los miles de Mhz que tenemos, aun mas sabiendo el ambiente caluroso que tenemos en nuestras casas en verano–). Total que en un momento tuvimos que cambiar 4 componentes, el precio se quedo un poco mas barato, aunque los cambios de última hora no me gusta hacer sin saber exactamente lo que cambio y que diferencias hay con las cosas que elegí y por qué hay que cambiarlo exactamente. Yo necesito meditar las cosas antes de pedirlas porque sí.

Así que dentro de nada me vendrán con el equipo aquí, a que vea que le han montado finalmente, seguramente a que configure alguna cosa y a que me peleé yo con el equipo y el Sistema Operativo. Ahora todos los venden con Windows 7 y quería Windows XP. En la tienda no creo que le pongan ese sistema, pero nunca se sabe lo que hacen cuando necesitan vender un equipo para ganar pelas.

En tres días se encargó un equipo. Y a mi cuando se me rompe uno, siempre estoy hasta que me decido, casi un mes eligiendo cosas, con sus pros y sus contras. A menudo varias semanas mas hasta que lo vuelvo a tener todo montado y a mi gusto.

Estas semanas me ha apetecido hacer alguna prueba con el Hackintosh en mi «nueva» placa PC (la que cambie el año pasado), pero aun no he conseguido nada interesante que contar. Quería probar a ver si podía meter el Snow Leopard, pero de momento no he conseguido nada.

Además he estado aun dándole vueltas a diferentes cosas que me apetece hacer con los ordenadores Amiga (tanto con un A1200 que quiero pasar de torre a Desktop, como con cosas del A500 que quiero comprar y utilizar), pero que por el proceso largo que se que voy a tardar, no he encontrado aun el momento adecuado para llevarlas a cabo. Estas cosas me apetecen un poco, supongo que porque se salen fuera de lo común y me apetece «jugar» con el equipo, pero no cansarme en vano sabiendo que tengo que hacer otras tareas que me he auto-impuesto (hi! Encanta, hay que ver la de trabajito que me das :mrgreen: ).

Fin de la transmisión… por el momento.

2 comentarios

  1. Te noto muy cansado querido amigo ❗
    Por la parte que nos toca, y digo nos, agradecerte infinitamente el que «siempre estás ahí» y gracias a tí, hemos salido de muchos atolladeros….bendito puntero cuando se mueve solo 😉
    Te queremos 😛
    En esta casa se habla de tí con cariño y respeto 😀
    muac, muac, muac !!!!

  2. «Aun hay gente que se extraña de que hagas algo por el simple hecho de ayudar, y no necesites nada a cambio. No es la norma, y debería ser al contrario, si todo el mundo hiciera lo mismo, otro gallo cantaría en este lugar que llaman Tierra.»

    Que esto que dices no te extrañe ni te moleste a tí, piensa que en general no estamos acostumbrados a recibir, y menos gratis …!!!
    Nos es más fácil ayudar que aceptar ayuda y dar que pedir (hablo mayoritariamente). Cuando te ayudan, te sacan del pozo, te solucionan el problema…la gratitud es tal que quisieras «compensar» de modo generoso todo lo que han hecho por tí…la mayoría de las veces es imposible y te has de conformar con decir » gracias Igna»

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.