Ecología y reutilización

Actualmente vivimos en una sociedad del usar y tirar. Del compre siempre y rápido. De lo que llaman «Obsolescencia programada«, que no es ni mas ni menos que fabricar las cosas con fecha de caducidad, o provocar diferentes fallos con los que hacerte comprar uno nuevo.

Los Servicios técnicos han dejado incluso de ser útiles, antes arreglaban las cosas por un módico precio, ahora «sale mas rentable tirarlo y comprar un modelo un poquito superior». Sin embargo en otros países con menos recursos se intenta arreglar lo mismo que en los mas avanzados y ricos.

Actualmente los productos que utilizamos, cada vez permiten menos arreglos. En su mayoría cosas que antes duraban y que se podían cambiar o arreglar. Hoy en día no tienes esa opción, y si la tienes te costará un pico, durará poco tiempo y estará «programado» para que de algún modo, tengas que cambiarlo porque ya no funcione como el primer día.

Los fabricantes, los vendedores y los servicios técnicos lo saben. La sociedad —nosotros mismos—, las leyes y los gobiernos lo permite. Todos impunes y al mismo tiempo nadie tiene la culpa (mas actual imposible).

Si en lugar de eso cada aparato, cada máquina, cada pieza y cada componente pudiera durar mas tiempo, no habría razón de ser de fabrican tanto, pero si habría razón de ser de reparar mas.

Por supuesto que no se abandona la innovación, pero tendría que ser algo que de verdad innovase, un cambio de verdad, no ficticio porque «se te ha roto y tienes que cambiarlo sí o sí».

Es mas si el propio comprador —siempre que no sea peligroso— pudiera cambiar la pieza que se a roto, también se incentivaría su uso.

Los fabricantes y los vendedores lo verían esto con malos ojos, porque limita su producción. Pero en lugar de dar mas puestos de trabajo a la fabricación desmesurada, se asignarían mas puesto a otros campos como la reparación y mantenimiento de éstos.

En vez de darte una minucia de 1 ó 2 años (cuando no menos en algunos casos) de «garantía», las cosas podrían durar mas tiempo. ¿Alguien se ha leído alguna vez esas garantías? están llenas de palabras y cosas que en su mayoría no te reparan del todo el aparato. Si no lo usas como ellos dicen, se te puede invalidar la garantía, aunque no hayas hecho nada malo para romperlo. En la mayoría de los casos se escudan para no tener que reparar las cosas y en su lugar tener que vender otra nueva, aunque el comprador decida cambiar de fabricante, muchos fabricantes se llaman diferente, pero también se sabe que muchos otros compran materias primas, componentes o cosas hechas y después le cambian el nombre. Los abres o comparas con otro producto, del cual desechaste, porque te salio rana en la anterior compra, y sin embargo estas comprando lo mismo con otro nombre. Fíjate en los chips de muchos aparatos, o en los componentes de muchos de éstos, tienen un fabricante idéntico, y después una marca por fuera diferente que es la que «te lo vende».

El verdadero reto actual es mejorar una cosa pero que se note de verdad esa mejora.

Actualmente muchas de esas mejoras son mínimas en productos de máximo consumo. No se notan de una generación a otra (hablo de generaciones tecnológicas, no generaciones en vida, el lapso de tiempo es mas largo en éste último).

Por otra parte esos aparatos, cada vez con la llamada miniaturización y fabricación industrial en placa, ya casi no se pueden reparar por el propio usuario. Es decir, en muchos casos se está empezando a ver aparatos que para su arreglo tienes que ir a donde te lo vendieron, e incluso a ellos les sale mucho mas barato tirarte delate de ti el roto y darte uno nuevo.

¿Que se puede esperar de una sociedad en la que estamos llegando a estos límites?

Aun recuerdo como de pequeño teníamos la típica linterna de 2 pilas AA, relativamente portátil. Era un cacho plástico alrededor de las pilas, con un interruptor para darle luz y una cámara cónica plateada reflectante (en su mayoría también de plástico), en la que dicha base se asomaba una mini bombilla incandescente. Tanto las pilas como la bombilla se podían cambiar en el tiempo. El envoltorio te duraba años. Pero hemos evolucionado y las «mini linternas» que estoy encontrando actualmente ya no son así. Las compras en los chinos, son LED, se supone que mucho mas brillantes y duran mas, pero esas «bombillas» no se pueden cambiar. El receptáculo de las pilas si -de momento- Aunque algunas portátiles llevan mas pila que antes, 3 pilas AAA. La mayoría son de plástico pero hay algunas que he encontrado metálicas. ¿Que pasa cuando se gastan las pilas?, las cambias, bien, no hay mayor problema. ¿Pero que pasa cuando se funde la bombilla? No hay recambios comprables para dichas bombillas, tampoco se puede acceder a dicho espacio, ya que la propia cabeza está soldada al cuerpo, o aunque sea de rosca no puedes acceder a la zona de los led a cambiarlos. ¿Que pasa entonces? Tira la linterna y cómprate otra. Que pasa si se funde un solo led, puedes seguir utilizándola, pero te alumbrará menos, y supongo que a la larga si tienes mas led alimentados y mas fundidos será mas fácil que todos acaben feneciendo al recibir mas potencia de la permitida en conjunto. Pero la finalidad es la misma: tira la linterna y cómprate otra, que sale mas barato.

Si en este mínimo ejemplo ya hemos visto inconvenientes, imaginad en otros mucho mas caros: Teléfonos móviles, dispositivos portátiles, ordenadores de sobremesa y portátiles, monitores y televisores, lavadoras, neveras, calentadores, y cualquier otro cacharro que se precie, todos tienen ahora mismo casi la mismas posibilidades que una mini linterna.

Los teléfonos móviles o dispositivos portátiles, llamémoslos la tecnología mas «in» del momento, ya de por si aparecieron en esta época, por lo que la posibilidad de cambiar las cosas era mínima.

En la época de los primeros ordenadores personales (los microordenadores: Spectrum, MSX, Commodore, Amstrad CPC, etc), ya se podían cambiar mínimamente las cosas, un poco mas tarde aparecieron los ordenadores de trabajo llamados PC, en estos la mayoría con una caja enorme (de sobremesa o modo torre), se podían cambiar ciertos componentes. Pero la tecnología evolucionó y la miniaturizaron, empezaron a poner muchos componentes dentro de la placa: antes tenias una tarjeta de red para conectarte a exterior con dicho ordenador, y ahora es un chip que controla eso con un conector dentro de la placa. Antes tenias una tarjeta de sonido conectada, y ahora es un chip con un conector que genera eso. Antes tenías una tarjeta gráfica mediana, y ahora aparte de poder disponer de un chip integrado en la misma placa con esas mismas características, puedes poner un armatoste para «jugar en su mayoría» con gráficos 3D a matar pixeles tridimensionales con pinta de ser humano virtual. Y así con todo. ¿Que pasa cuando se rompe la placa?, pues que tienes que cambiar esta. No sería demasiado malo si cuando te pasa, encontrases en las tiendas la misma generación tecnológica a la que pertenecían. Lo malo es que «también hemos evolucionado en eso», y cuando te suele pasar, han pasado 2 ó 3 generaciones (si lo tratas bien), por lo que «te sale mas barato comprar una nueva que intentar encontrar y comprar una vieja». Pero es que al comprar la nueva, ya no te sirven muchos de los componentes que ya tenias que si se pueden cambiar, por lo que la jugada el doble, al final casi tienes que comprar el ordenador entero de nuevo. Lo mismo pasa con el software asociado al hardware del ordenador. Consiguen enlentecerlo lo suficiente con las mejoras de experiencias de usuarios, tapado de boquetes de errores y mejora de estabilidad como para que te vaya mas lento, peor y deje de serte útil, provocando que pienses en comprarte «uno mas potente» porque ya no te va como antes. Como veis todo muy bien pensado.

Se sabe que no podemos seguir así mucho tiempo. En nuestro lapso generacional nos pasamos la vida comprando y tirando. Es lo que nos han enseñado. Las nuevas generaciones ya tienen eso implementado «de serie»: «Pápa… que no me va el cacharro este, cómprame otro nuevo…«. En los últimos cacharros tecnológicos vemos casi «normal» que nos lo tiren y nos den uno nuevo. «A nosotros nos dá igual, mientras sigamos usando lo que tenemos y nos lo den gratis, que mas da». Pero es un arma de doble filo, estamos permitiéndolo nosotros mismos. Y si nos negamos nos clavan con una reparación que te costará mas que la gratuita de tirar y darte uno nuevo o aconsejarte que compres uno nuevo si no está en garantía.

Me gustaría ver resurgir gente que de verdad arreglase esas cosas, y por precios económicos. No teléfonos móviles, sino todo. Eso sería interesante, eso si sería una evolución. Y quizás al funcionarte durante mas tiempo las cosas los fabricantes se darían cuenta de ello, la gente compra menos, la gente viene menos a por su aparato nuevo gratis.

Lo mas probable es que te prohibieses arreglar esas cosas. Es mas fácil prohibir reparar, que tener una sociedad de consumo desmesurado.

Bombillas re-utilizables. Una idea descabellada.

Normalmente las bombillas incandescentes se te funden y tienes que cambiarlas. Muchas veces es el filamento que se quiebra. Pero el receptáculo sigue funcionando. Esta claro que si se rompe el receptáculo de cristal (aparte de hacerte una gran faena de limpieza), tienes que cambiarla. Pero… ¿qué pasaría si inventásemos bombillas que se pudieran cambiar fácilmente sus componentes?. Pensadlo: desenroscar y cambiar el casquillo por un nuevo filamento, al apretar con la última vuelta, tener una palanca para volver a hacer el vacío a la bombilla, y voilà, a funcionar como si nada. O bien irse a un servicio técnico de bombillas y que allí mismo te hagan la operación, seguro que se podría hacer. Incluso si el receptáculo está roto pero el filamento o casquillo bien, pues lo mismo al revés. Que todo fuera re-cambiable.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.