Las últimas versiones del Mac OS X han sido gratuitas. Con los equipos nuevos te viene el sistema pre-instalado. Pero si tienes la mala suerte de tener un equipo antiguo (es decir, anterior a las nuevas versiones del sistema), tienes que bajarte el nuevo de la «dichosa tienda de aplicaciones» que ahora tenemos que tener todos sí o sí. Esto sería maravilloso si no fuera porque a veces se atranca, tanto la tienda como la instalación.

Muchos artículos recomiendan hacer una instalación limpia de los sistemas operativos, y esto tiene su explicación sencilla. Una instalación nueva tiene menos probabilidades de que falle alguna aplicación antigua. Ya que actualizar un sistema sobrescribe componentes generales que usan varias aplicaciones, con lo cual provocan problemas posteriores de compatibilidad. Una instalación nueva, permite al sistema asentarse mejor. Continuar leyendo…

Seguramente, muchos de los que usamos sistemas virtualizados a modo de testeo antes de romper el equipo real, hemos tenido el problema que se presenta ahora:

  • Téngase una máquina virtualizada.
  • El disco duro virtualizado esta en las últimas y no tiene espacio.
  • ¿Cómo agrando el disco duro virtualizado?

Parece ser que en VirtualBox todavía no hay una forma sencilla de conseguir esto. Pero mediante el siguiente proceso puedes conseguir algo similar, sin tener que emplear un sistema de mayor duración.

Normalmente alguien que no quisiera ayudarte o que no se molestase mucho te diría:

«Prepara otra máquina virtual y que crea esta vez un disco duro con mayor capacidad.»

Pero, bajo mi punto de vista, esta es peor solución, porque generalmente cuando has configurado «mas o menos un equipo virtual» te has tirado horas, y volver a hacer lo mismo casi como que no apetece. (Incluso no apetece de forma real… :mrgreen: ). Continuar leyendo…