Manejando un iPad del 2017

0 votos
iPad 2017

iPad 2017

Desde hace tiempo he tenido que ver como otras personas usaban estos dispositivos. Yo en su momento decidí comprar a “la competencia” y así lo hice con mi primer tablet: Acer Iconia Tab A510 de 10,1 pulgadas allá por el 2012. Ahora he comprado uno nuevo, y aquí os relato mi experiencia de manejo desde hace un mes.El principal motivo por el que decidí este cambio fue la absurda decisión del fabricante de evitar que se pueda actualizar si no son ellos los que hacen dicha actualización. Así es como se quedó estancado en el Android 4.1.2 Jelly Bean. Acer amablemente sólo había sacado 2 actualizaciones. ¡Y da gracias! porque después sacaron modelos “modernos” y cuando ibas a preguntar por actualizaciones te decían con una sonrisa de oreja a oreja:

“Ese equipo es muy antiguo, compra otro modelo como… [póngase aquí el modelo que quiera venderse].”

Bueno, pues sabed que si se puede, lo que pasa es que no ortodoxamente. Se sabe que hay algunos manitas que han conseguido poner Android 7.1 Nougat. Pero claro, no todo el mundo es apto para dicho cambio, sobretodo cuando te bloquean la opción de hacerlo y tienes que emplear extrañas herramientas para saltarte dicha protección, con la consiguiente posibilidad de cargarte la tableta y tener un bonito pisapapeles extraplano.

Así es como me quedé estancado en un Android antediluviano. Bueno, no importaba mientras las aplicaciones que usaba tirasen. Así lo hice durante un largo período de tiempo, pero… he aquí otro fallo, esas “app’s” empezaron a dejar de funcionar o bien a hacerlo mas lento, mucho mas lento. Y a veces me encontraba poniendo una alternativa que tuviera mayor desempeño que las oficiales u otras alternativas que ya había puesto antes. El problema fue mayor cuando la mayoría de las oficiales, que dependen del sistema, tampoco iban finas y hacían que el dispositivo fuera a trompicones, se parasen servicios, se bloqueasen o colapsasen…

Por supuesto, su principal uso en la actualidad eran pruebas para mis vídeos de “como hacer tal cosa” y visualizar contenido multimedia vía WiFi desde un NAS o vía Streaming (Netflix por ejemplo). Pero ¡Ay de ti si querías seguir un directo de alguien en YouTube y participar en el chat!, ¡o poner un navegador e intentar escribir una dirección web con el teclado virtual!, ¡o simplemente poner algún programa de mensajería o videoconferencia para hablar por voz! (vídeoconferencia mejor no decir…. porque el desempeño era imposible de aguantar de lentitud que tenía) El famoso Skype casi lo tuve que dejar por imposible varios años antes. Hasta mi teléfono “populacherXiaomi Red Mi 1S se defendía mejor en ese aspecto y eso que está basado en Android 4.4, con menos memoria de almacenamiento y es mas pequeño de pantalla.

Total, que llegué a plantearme volver a la competencia cara… cara cara, hasta que encontré un precio no tan desorbitado. Y es que estas navidades del 2017-18 hemos tenido un montón de ofertas por el iPad 9,7 de 5º generación (2017).

YaPhone.net

He comprado este iPad en esta web. No me han hecho un descuento adicional por poner aquí dónde lo he adquirido. Simplemente os hago partícipes de dónde se puede encontrar. A mi me salió por 375 €. en cualquier Apple Store oficial se vende por 402,81 €, en otras tiendas hay otros precios. Estas navidades pasadas se han encontrado ofertas de una tienda francesa que vendía por eBay a un precio de 350 € o incluso mas bajo. Pero cuando pude adquirirlo la oferta ya se había agotado.

NOTA: A principios de este mes de febrero y por las ofertas por el nuevo año chino, puedes encontrarlos desde 290 € por eBay en su sección correspondiente (precio final de algunas tiendas, nada de subastas de segunda mano), así que si estas interesado ¡¡ya sabes!! Tampoco me llevo comisión sobre esto.

INCISO: Aunque este iPad me ha costado 375 €, no olvidemos que el de Acer me salió por un precio que rondaba los 365 €, así que en cierta medida me he mantenido en el precio. Claro que por aquel entonces (en 2012) su homónimo de Apple: los iPad de 3ª generación rondaban los 479 € de precio.

Hace tiempo que vengo mirando los precios de YaPhone, y con esta compra me he decidido a ver que tal funciona la tienda. Os puedo decir que no me esperaba que la compra de una oferta en su zona de 24h llegase tan rápido, sobretodo sabiendo que están ubicados en Andorra. Y es que lo pedí un día a la hora de comer y al día siguiente por la mañana ya lo tenía en casa. Pocas veces me he sorprendido con ventas y llegadas del producto tan rápidas y sin problema alguno.

Es muy probable que acabe mirando mi siguiente terminal de móvil en esta tienda, eso será cuando me reponga un poco de esta compra.

Con que me he encontrado

Cargando el dispositivo mientras lo uso

Cargando el dispositivo mientras lo uso

La verdad es que he notado cosas buenas y no tan buenas, como en todos los dispositivos. Para no hacerlo muy largo voy a ponéroslo en dos listas para una fácil comprensión. Recordad que esta es una opinión que puede variar a lo largo del tiempo de vida útil que le dé. Y es que a menudo esas cosas buenas que podamos ver en diferentes aparatos pueden dejar de serlo en el tiempo, como me ha ocurrido tantas veces. Así que tratarlas con cuidado y recordar la fecha de escritura de este texto.

Qué me gusta:

  • Pesa menos, esto es evidente, Mi Acer Iconia pesaba 680 gr. Este iPad 2017 pesa 478 gr. Esos 200 gramos de diferencia se notan una barbaridad.
  • La pantalla se ve fenomenal. En el Acer estaba usando una de tecnología TFT IPS con 256.000 colores que no estaba mal en su época, pero ya notaba problemas de brillos y reflejos además de bajo porcentaje de ángulo de visión. Aunque la pantalla del iPad sea menor (9,7” frente a los 10,1”) tiene mayor densidad de puntos por pulgada y mayor resolución de pantalla. Además tiene un amplio rango de ángulos de visión.
  • Viene con 2 Gb de RAM, y le saca mucho partido. La de Acer Iconia venía con la mitad, y en su momento se notaba, pero después renqueaba demasiado.
  • El emparejamiento de los dispositivos Bluetooth es muy rápido. La conexión habitual muy rápida. Para disfrutar de la música creedme que con unos buenos auriculares para ello les sacaréis mayor partido, pero no solo por Bluetooth como hago yo, sino incluso por cable, ya que aun tiene entrada minijack.
  • La velocidad y fluidez con la que se mueve todo. Hasta la fecha no he manejado muchos iOS, solo de pasada, este es mi primer iOS (la versión 11) que manejo por mas de 10 minutos.
  • La construcción del aparato, es bastante fina, mas redondeada, y tiene los botones de mejor recorrido de pulsación. Además la parte trasera está en aluminio. El borde izquierdo del aparato tiene magnetismo, lo que permite poner tapas y que se quede pegada ésta o bien como es mi caso que el atril donde lo tuve puesto unas semanas (que no es específico para tablet) se quede sujeto. La pega es que solo es el borde izquierdo, por lo que el botón al estar tumbado (posición horizontal) queda a la derecha, para un zurdo eso es un problema. :mrgreen:
  • La duración de la batería con todo activo (WiFi y Bluetooth), brillo alto, y poniendo un montón de cosas al principio. Mas de 9 horas de pantalla activa y mas de 85 horas de espera y encendido lo afirman.
  • La fluidez con la que va la conexión WiFi, en otros dispositivos parece que le cuesta mas cuando varias la posición en casa. He conseguido que casi en el otro extremo de casa (desde el primer router hasta la entrada al “cuarto de los bollo” —Sí, ya se que no es una medición muy exacta, pero si conoces mi casa mas o menos te haces una idea, y son bastantes metros–) la conexión de bajada sean 17,3 Mbps (de los 30 Mbps que tengo contratados, y de subida 3,93 Mbps de los 3,5 Mbps que tengo). En la misma habitación del router, la velocidad es total: 28,6 Mbps, que es mas o menos lo que me llega a los ordenadores que están conectados por cable. Nada que ver con la irrisoria velocidad que conseguía con el Acer Iconia. Me ha dejado gratamente sorprendido.
  • La opción del Dock, la del gestor de tareas y acceso rápidos a determinadas funciones y la pantalla partida. Son cosas que ya deberían haberse implantado desde hacía mucho tiempo atrás. Aunque ahora nos las venden como “novedades”.

Qué me disgusta:

  • La ubicación del altavoz. Además éste tiene menos matices que el de Acer Iconia Tab A510. Si lo usas de forma horizontal sólo escucharás el audio por uno de sus lados. En el otro ocurría lo mismo si la usabas de forma vertical, pero los altavoces en horizontal me parece que tienen una mejor calidad de sonido con respecto al iPad 2017, siendo este del 2012.
  • La relación de aspecto de la pantalla. En el Acer Iconia es de 16:10, mientras que en el iPad 2017 es de 4:3 en horizontal.
  • Aunque este preparado para usar de forma horizontal, muchas aplicaciones aun se acomodan de forma vertical.
  • La pantalla se encochina igual de rápido que en el Acer Iconia. Los dedazos aparecen por doquier. Esto ocurría menos cuando vendían la opción de pantallas mate en los ordenadores. Se puede suplir, en cierta medida, con cristales templados o películas de protección mate, pero tienes que comprarlo aparte.
  • Tanto contrato de licencia y opciones a aceptar. En general casi todos los aparatos actuales “disfrutan” de esta opción tan engorrosa. Poco mas que tienes que vender tu alma al fabricante y aceptar que no seas dueño de tu dispositivo, que solo lo puedas manejar porque has decidido hacerlo, pero no mas. Y en cualquier momento ellos puedan revocar dicha decisión y tu tener que aguantarte.
  • Que no se pueda ampliar la capacidad de espacio de disco mediante tarjetas. No les habría costado nada poner una ranura de MicroSD. Pero así venderían menos pack de iCloud (disco duro virtual) que a fin de cuentas es su negocio.
    • NOTA: Esta opción se puede suplir en cierta medida con algunos dispositivos que llevan conexión Lightning y memoria, pero siempre se utiliza una App para gestionar los contenidos y siempre habrá ciertas limitaciones, al menos por el momento.
  • Claves y formas de comprobar quien eres para todo. Que si clave de dispositivo, que si Apple ID para pagar, que si autorizar un sistema de pago o tener el Apple Pay, que si el Touch ID con varios deditos. Y lo peor de todo es que si tienes puesto como yo cierta seguridad, tendrás que acordarte de todas ellas porque no querrás tenerlas todas metidas por defecto y que cualquiera pueda hacer lo que quiera.
  • A veces incluso no te detecta bien el Touch ID y te obliga a poner la clave de dispositivo. Otras veces al darle al botón de encendido, estando en reposo, te salta el Siri, que a menudo te dice que te escucha, cuando lo único que querías hacer era encender la pantalla para poner una aplicación.
  • Aplicaciones que en Android son gratuitas en iOS son de pago. Nunca lo entenderé.
  • Que el navegador Safari no tenga implementado aun un bloqueador de publicidad o extensiones para ello, sin pasar por caja (pagando).
  • Limitar el acceso a contenidos multimedia obligándote a pagar por sus servicios o utilizar los formatos mas comunes de Apple. O bien buscar una alternativa para poder visualizar cómodamente determinados formatos (y por supuesto, muchas de ellas son de pago también, y las que hay gratuitas tienen algún tipo de restricción o problema de formatos).
  • Que no te venga una explicación sencilla de procedimientos que debes hacer o gestos que puedes emplear, teniéndote que patear media web de Apple o tutoriales alternativos de otros que se encontraron en tu misma situación. Y creedme aunque el dispositivo tenga opciones limitadas, no todo el mundo tiene todos los conocimientos de manejar todo. Aparte muchas veces aunque Apple tenga restricciones para los programadores y aplicaciones, la coherencia de muchas aplicaciones y manejo deja mucho que desear, teniendo que hacer diferentes gestos o manejo de opciones de formas totalmente antagónicas unas de otras. Cualquiera que haya explicado estas cosas a otra persona que te hace la pregunta de: ¿por qué si antes se hacía así ahora tengo que hacerlo aquí asá? y tengas que contestarle: “el programador lo hizo así”, lo entenderá.

Fallos con los que me he encontrado

  • YaPhone me lo vendió rápido, pero el paquete venía con instrucciones en otros idiomas (Alemán, Polaco, Checo y Esloveno), pero no estaba incluido el Castellano. Es una pega pequeña y en cierta manera estoy acostumbrado, pero si vas a vender un dispositivo en un país, ¡que menos incluirle las instrucciones en su idioma! Aunque por fortuna esto no fue demasiado traumático, ya que no hay mucha documentación adjunta.
    NOTA: El interfaz del dispositivo viene de serie para muchos idiomas, incluyendo el castellano.
  • Un extraño fallo con la aplicación de Skype, esto en cierto sentido no es problema del iPad o de Apple, es mas bien un problema genérico de los programadores de dicha aplicación tanto para Android como para iOS, y es que jamás he podido usar bien ésta con auriculares Bluetooth. Por desgracia siempre acaba pillando el micrófono de los auriculares, y no puede escoger el del dispositivo que suena mejor, sino que tienen que oírte robotico y de peor calidad. Total que si vas a usar auriculares tienen que ser con cable, para que no te pase esto, y por supuesto sin micrófono. También me ocurrió algo raro, estaba yo en el típico escenario de escuchar música con los auriculares y recibir una llamada por Skype, pues se paró la música al coger la llamada (como debe hacer), pero en lugar de sonar el sonido del Skype por los auriculares, sonó por el altavoz del iPad, es decir, que tuve que apagar éstos para volverlos a encender y el Skype darse cuenta de que había unos auriculares. Que digo yo, que si recibes una llamada y se para la música, es que ya ha detectado que tiene dicho dispositivo. Pues no, esto no pasa así. En Android me pasó algo similar pero aun peor, directamente no podía usar los auriculares con Skype, para el resto de aplicaciones si, pero para Skype no.

Opinión personal

Para alguien que no ha usado un tablet en su vida, llegará a apreciarlo siempre que necesite utilizar un dispositivo así, sino será un “juguete” caro. Personalmente a mi me va a servir para muchas cosas que con mi anterior tableta empezaban a fallarme.

Disfrutaré de su pantalla cuando vea contenidos, del sonido sobretodo a través de auriculares (pero no con Skype). Y de la fluidez y desempeño que tiene el aparato para funcionar con todo. Eso sí aun tiene limitaciones que con Android no tenía (por ejemplo el gestor de archivos, no es ni por asomo lo que se puede hacer desde “la competencia”.

En verano, cuando haga un calor de muerte y no pueda ponerme delante del ordenador, seguro que le saco muchísimo mas partido como hacía con el de Acer.

Sigo sin entender…

Estas cosas que en los Tablet con Android tienen y los de Apple con iOS no, como son:

  • Una ranura de ampliación de memoria (que no seria incompatible con lo de tener espacio en la nube, porque muchos tenemos ambas cosas).
  • Una clavija de alimentación estándar (USB tipo C por ejemplo, que deberían poner ya en todos los dispositivos) así no tendrías que comprar cables cargadores certificados o del fabricante, estos últimos que valen una pasta (otro negocio mas…)
  • Que la clavija de alimentación también fuera de transferencia por cable a la vez (no teniendo que hacer ambas operaciones por separado) y que no estuviera limitada a temas de sincronización con el ordenador, sino que pudieras conectar Pendrive o discos duros a tu libre antojo y necesidad (¿queréis vendérnoslos como Portátiles de última generación?, pues no nos los limitéis de estas formas tan absurdas).
  • Que haya posibilidad de elegirlo con pantalla mate como antiguamente se vendían los ordenadores así. Para Apple: Sabéis perfectamente que lo hacéis de esta forma porque así podéis vender un montón de accesorios adicionales (entre cristales templados, tapas, paños y demás artilugios de limpieza, aparte de que se pueda rayar o romper ésta pantalla y cobréis una pasta por la reparación).
  • Replicar o clonar la pantalla del iPad mediante conexión con el cable original. En algunos dispositivos esto es sencillo de hacer (en Android por ejemplo) aquí en iOS no de una forma sencilla. De forma inalámbrica solo a través del Apple TV. Sería genial disponer de un cable USB tipo C con conector HDMI para conectar en cualquier monitor o televisor moderno y utilizarlo con todas las aplicaciones y no solo las que Apple decida. O incluso tener la opción de tener un espacio adicional (no replicar, sino pantalla externo).

NOTA: Ya he descubierto que se puede capturar desde dentro del iPad, activando la opción de grabación (desde Ajustes / Centro de Control / Personalizar controles y añadir después “Grabación de pantalla”. O bien en el MacOS a través de Quicktime seleccionar grabar nuevo vídeo, y después del desplegable de origen elegir el iPad. Con la salvedad que en el primer caso sólo puedes capturar el audio del micrófono (lo que permite capturar el audio del iPad que recoge del micrófono, no directo), y en Quicktime puedes grabar imagen con sonido, pero no te deja simplemente visualizar, que sería útil como “ampliación” de lo que haces en la pantalla del iPad.

Como alternativa a poder replicar sin grabar, Apple5x1 (cuando pregunté) me recomendó una “app” de pago llamada Duet. Si no queréis gastar dinero yo prefiero recomendaros TeamViewer, no es perfecto pero se desenvuelve bastante bien y está para MacOS, Windows y distribuciones Linux, después en el iPad tendrás que instalar el TeamViewer QuickSupport y seguir las instrucciones de pantalla para enviar la imagen al ordenador. Además ésta sale como ventana dentro (no en pantalla completa, por lo que no se podría ampliar para usar todo el monitor), hay que rotar la disposición desde la aplicación de escritorio manualmente, y no permite retransmitir o capturar desde otra aplicación dicha ventana para mostrar solamente esa tarea por Skype, por poner un ejemplo (aunque si puedes visualizar el escritorio completo y con ello la ventana que sale visible). Además esta aplicación como su nombre indica sirve para que otro usuario y desde un ordenador pueda darte consejos o instrucciones sobre manejo o incluso soporte técnico de algo que conozca. ¡Y es gratuita para uso doméstico!

Mi experiencia con Siri

La verdad es que es un asistente que no había utilizado aun en Mac. Lo pusieron hace relativamente poco en los ordenadores (a través de MacOS 10.12 Sierra), pero yo aun estoy usando 10.11 El Capitan. Y es que las mejoras del sistema no me servían para mucho, y decidí seguir con el consejo de: “Si funciona, no lo toques”.

NOTA: Quizás ahora me plantee instalarlo, no por el asistente, sino por la opción de portapapeles universal y el nuevo sistema de archivos APFS para discos de estado sólido. Aunque tendré que comprobar que el software que uso es compatible con la última versión y también recordar que uso el modelo mas bajo de la gama Apple: Mac Mini 2014 con un SSD añadido por mi mismo (con el uso del Trim Enabler)

¿Alguien sabe si hay algo contraproducente con el APFS y el Trim Enabler?

Lo cierto es que el asistente Siri es interesante para hacer búsquedas, pero lo veo limitado a ciertas cosas aun. Una de las primeras pruebas que hice, aparte de usar el asistente para que me reconociera la voz, fue preguntarle por el Commodore Amiga, a ver que respondía. Y me lo detectó como “Como de Amiga”, y me saltó a títulos de películas que no tenían nada que ver.

También le pregunté si sabía algo sobre el Mac Mini, en especial si iban a sacar alguna versión mas moderna. Pero me dijo que no sabía o que mirase la fantástica web de Apple.

Le intenté preguntar algo sobre el ZX Spectrum, pero mas de lo mismo, no me supo responder.

Intenté buscar cosas mas sencillas:

“Abre Safari y busca ignavago”, y en vez de eso entendió: “Abre Safari y busca que no valgo”.

“Busca películas en Netflix de Robin Williams”, aquí lo entendió a la primera  y no solo me puso resultados de Netflix, sino que también de iTunes.

Como curiosidad de asistente parece ir bastante “decente”, recuerdo aun la primera experiencia que tuve sobre el tema, allá por la época de mi PC 486 con las Sound Blaster. Tenía una aplicación de “reconocimiento de voz” en la que le podías enseñar a abrir aplicaciones o sacar ordenes. Pero, ejem… se nos ocurrió enseñarle “Abrir Windows” y en muchas cosas que no tenían nada que ver… siempre acababa abriendo el Windows (por cierto, la aplicación era para MS-DOS, y aun no teníamos el Windows por defecto en los PC’s).

De momento tampoco podremos tener una conversación distendida con una máquina al estilo de Alan Uno para “Como de Amiga” … digo Commodore Amiga.

El paso de Android a iOS

Aun sigo teniendo algunos problemas con el manejo del iPad, y es que aun sigo haciendo algunos procedimientos o gestos que siempre hacía con el tablet Acer Iconia. Por ejemplo:

  • Cuando quiero ir para atrás:
    Estaba acostumbrado que en Android tenemos 3 botones principales, y uno de ellos es para “ir al paso anterior”, aunque también se puede hacer en cierta medida con el botón central. El caso es que a menudo me encuentro dándole a un botón inexistente en el iPad.

INCISO: Esto les va a pasar también a los que usen ahora iPhone X e iPad Pro, ya que no tienen botones y gestos iguales, y la coherencia de uso es diferente para según que dispositivo. Apple debería tener mas cuidado con estas cosas en sus modelos estrella de gamas de productos si quiere tener una unificación correcta de productos.

  • Cerrar tareas:
    Gestor de tareas abiertas

    Gestor de tareas abiertas

    Aunque es obvio que en iPad el manejo de la memoria es mucho mejor que en el Acer Iconia, aun tengo ciertas costumbres de cerrar aplicaciones. En el iPad no hace falta cerrarlas con tanta insistencia porque no se atracan nada (al menos con las aplicaciones que he probado). En el Acer Iconia y en dispositivos Android estaba acostumbrado a “liberar memoria” o cerrar tareas. En el iPad al principio me iba al gestor de tareas (que se accede haciendo el gesto desde la parte inferior de la pantalla hacia el medio, saliendo primero el Dock y después el gestor de tareas abiertas), allí no sabía como cerrar la aplicación. En un momento hice un extraño movimiento de lado se me fue el dedo para arriba y se cerró, desapareciendo ésta de la zona de tareas abiertas. Era mas sencillo de lo que parecía, pero nadie me había explicado esto.

  • Des-instalar aplicaciones:
    En Android tenemos que irnos o bien a la tienda de aplicaciones o bien a los ajustes y darle a aplicaciones, desde ahí elegir y decir que quieres desinstalarla, borrar los caches, las opciones, etc. En iOS la cosa se simplifica. Si quieres des-instalar algo solo tienes que pulsar un buen rato sobre la aplicación y te aparecerá un icono en una de las esquinas con una X mientras baila el icono nerviosamente. Entonces le das a la X y te pregunta si quieres desinstalarla. Esto también puede servir eventualmente para borrar algún acceso de algún icono. Aunque des-instale la aplicación, como usuario de otros sistemas uno se pregunta si ha quitado todo lo relacionado con ella y por lo tanto el sistema se queda igual de limpio que antes incluso de instalarla. Aquí no te dice si ocurre eso. Lo das por sentado, pero no lo sabes. Seguramente queden rastros que no sabes que están. Me supongo que por eso recomiendan en muchos lugares que hagas “una restauración del dispositivo” para que todo vuelva a estar bien y “recuperes espacio”. Esto podría solventarse si Apple hiciera una aplicación de optimización y limpieza centralizada. Ya que tiene tanto control sobre lo que pueden hacer los usuarios, esto no les supondrá ningún percance adicional. 😉
  • Mover los iconos de lado:
    En Android era mas engorroso mover los accesos a la aplicaciones, teniendo que arrastrar por los bordes de varios escritorios, si no cabían todos en la misma pantalla. en iOS se puede mover de la misma forma sobre la zona, pero a la hora de irlo a meter en una carpeta/cajón/apartado puedes ayudarte con otro dedo de otra mano para mover la pantalla o escritorios y entonces el proceso se simplifica. Lamentablemente aun no he conseguido o se me hace un poco raro que a menudo cuando quieres meter un icono dentro de una carpeta a veces se descoloquen unos cuantos para hacer hueco creyendo que quieres dejarlo en otra posición de la pantalla. Esto ciertamente es algo molesto y me ocurre en ambos sistemas de forma indiscriminada.

Accesorios casi necesarios

Funda 350º: En vertical

Funda 350º: En vertical

La verdad es que muchas personas no compran ningún accesorio, pero lo mas probable es que acaben añadiendo al menos una tapa/atril o una carcasa para resguardar el aparato. En mi caso la carcasa que tiene posibilidad de poner también en horizontal o en vertical son las verdaderamente óptimas para aprovechar este accesorios (también llamadas de 360º, esto me costó unos 11 € en Amazon) Con la carcasa también venía una película film para la pantalla, que no usaré.

Aparte también he adquirido un cristal templado. En mi anterior tablet no puse ninguno y no se me ha rayado nunca, pero tuve un pequeño percance con el cable de carga que estaba colgando en un momento y un manotazo mal dado, menos mal que pude recogerlo a tiempo y que el conector de carga Lightning estaba bastante duro, sino se hubiera ido al suelo con la posibilidad de haberse roto algo grave. Así que no me lo pensé 2 veces y adquirí un cristal templado del fabricante JETech (unos 10 €), con unas características que dicen ser 9H (mas duro que un cuchillo, según pone su ficha).

Funda 360º cerrada

Funda 360º cerrada

Tengo que decir que poner el cristal templado fue una experiencia bastante traumática, había visto como otras personas ponían las películas film en otros iPad y cómo les quedaban bolsas. Yo en mi caso lo más que había puesto es el cristal templado a mi teléfono móvil (que por cierto ya he comprado varios, y gracias a ellos no se me ha roto nunca la pantalla por alguna pequeña caída que he tenido). Pero este cristal templado, por las dimensiones mayores, me costó bastante sacarle las bolsas de aire, y es que a pesar de haberlo limpiado correctamente y haber tenido cuidado a la hora de ponerlo, lo cierto es que parecía un dálmata con tanta bolsa de aire en la superficie. Pude acorralarlas poco a poco y echar ese aire por los bordes mas cercanos, pero me costó más de 10 minutos dicha operación. Un rollo vamos.

Es posible que aquellos usuarios que escriban mucho con el tablet les interese una funda con teclado y les sea más útil. Eventualmente pueden poner un teclado Bluetooth que tengan por casa y esto será mas que suficiente para escribir cómodamente. Otra cosa es que quieran llevarlo consigo y con una funda que además valga de atril. Hay bastantes modelos por Internet de bastante fabricantes, solo tendrán que elegir el que mas les convenga y cuanto quieran gastarse. Por el momento es algo que no planeo usar.

Lo que si he intentado conectar es el ratón Logitech MX Master por Bluetooth, pero sin resultado alguno. Lo detecta, lo empareja, pero después no aparece puntero alguno con el que manejar. No se si funciona o no, o que restricciones hay para usar un ratón con el iPad. No se si es cosa del iOS o del propio ratón. Una lástima porque este modelo que me han regalado hace poco tiene la opción de emparejar con tres dispositivos diferentes al tiempo. Por cierto, este fabricante también tiene algún teclado que también pueden emparejarse con varios ordenadores/dispositivos, y puede ser de vuestro interés tener algo así, si no queréis tener que acostumbraros a utilizar varios teclados diferentes.

Una bonita estampa

Una bonita estampa

Y nada mas por ahora…

Espero que aguante mas años de manejo y no se deteriore con tanta rapidez como el Acer Iconia (aunque desde el verano del 2012 hasta finales del 2017, ha sido bastante tiempo). Se que lo hará en el tiempo, pero al menos que me siga dejándolo utilizar para las tareas que tengo previstas y con mayor soltura.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code