Parecidos razonables

La última noticia tecnológica que he leído:

No me sorprendo en absoluto, pero lo que me sorprende es que todos los grandes tecnológicos de la época actual están yendo a lo mismo:

Actualmente se sabe que Apple con su iOS y OS X están convergiendo cada ven mas a un único sistema operativo.

Android y las distribuciones Linux manejan ciertas similitudes con dicho sistema.

¿Y ahora le toca a Microsoft con su Windows?

Es curioso, pero me recuerda no hace mucho, cuando se plantearon algo similar los responsables de una tecnología llamada Amiga. Algunos pensaron: «¡Están locos! Nunca se podrá llevar a cabo, es imposible, tendrá que ser a nivel de emuladores, y nunca podrán llegar a ser tan fluidos.»

Lo cierto es que en «aquel momento» se especuló mucho sobre la posibilidad de que «según el dispositivo que tuvieras», se ejecutarían determinadas capas que pudieran «de algún modo» hacer que aumentasen las prestaciones dependiendo de la potencia del cacharro. Entonces no se hablaba aun de Teléfonos móviles con pantalla táctil, ya que «eso no existía del todo», a pesar de que la tecnología táctil empezaba a asomarse con los PDA y sus pantallas resistivas. Pero aun así era un comienzo, tener tanto dispositivos móviles como ordenadores, sin importar la arquitectura. Poder ejecutar en uno u otro esos programas que mas habitualmente utilizas, era algo que atraía a mucha gente.

Muchos lo hemos hecho de la forma mas virtual o posible, que es utilizando software del que se disponía versiones similares en diferentes plataformas, de ese modo podías manejar una aplicación, solo teniendo que aprenderte el manejo de ésta una vez y sin importar que tipo de ordenador estuvieras usando. Incluso aparecieron los virtualizadores, que es una clara señal de que muchos querían utilizar ciertos sistemas operativos, en otras arquitecturas similares, sin tener que cerrar su sistema para poder utilizarlo.

Estas «nuevas tecnologías», que permiten ejecutar cualquier cosa sin importar la máquina que estés usando, no son tan nuevas como nos gustarían. Y creo que con la potencia actual se puede realizar sin mucho esfuerzo. Lógicamente el problema inicial es la cantidad de antiguas tecnologías que ya existen, y que muchos querrán seguir utilizando, por uno u otro motivo. Y ahí radica el problema de las «nuevas ideas» en las que intentan unificar todos los dispositivos actuales y anteriores.

Para las compañías tecnológicas les resulta atractiva la idea de un mismo sistema para su gama de productos, porque así tienen un solo grupo trabajando en dicho sistema, en vez de tener uno para cada dispositivo. Se ahorran una pasta. Además de poderse concentrar solo en una misma línea de trabajo.

Para los consumidores también es relativa la mejora. Ya que en un principio podrían utilizar un mismo sistema para una gama de productos en concreto.

Ahora es cuando todos se empiezan a unificar, pero separadamente. Y ese es el principal problema con el que se va a enfrentar el consumidor. No va a tener tanta fragmentación, pero si va a tener trabas para poder utilizar una misma gama, pues muchos de esas uniones solo servirán para un numero concreto de dispositivos. No pudiendo elegir un aparato cualquier y un sistema en concreto, que además sea fácil de utilizar.

Está claro que el siguiente paso lógico es hacer un sistema que no solo sea posible utilizar en cualquier cacharro de verdad, sino que además sea personalizable, además de manejable, y por supuesto «compatible con todos». Y ese va a ser un reto que de momento muy pocos van a poder entender, porque cada cual se está empeñando en engañar al máximo número posible de adeptos a un mismo sistema, pero nadie se plantea unirlos a todos.

¿Que pensarías de un software base que fuera capaz de ejecutar cualquier programa. Imagínate ese programa que sólo está en la actual plataforma X, y que solo se puede ejecutar en dicha plataforma X. Alguien que tuviera la plataforma Z, no podría ponerlo, teniendo que poner un virtualizador o un emulador, o bien teniendo que dejar dicha plataforma para poder utilizar dicho software.

Ahí radica el problema principal. Tener que compensar el núcleo genérico para que pueda ejecutar según que programas de máquinas, plataformas, arquitecturas o sistemas diferentes. Y ese si puede ser un verdadero proyecto interesante. Y el primero que lo haga, puede forrarse, a no ser que las leyes de patentes empiecen a hacer de las suyas. Pues lo mas probable es que no se pueda ejecutar tal cosa porque infringe los derechos de tal software que dice que «solo podrás ejecutarlo en tal máquina con tal software». Aunque siempre se podrían plantear una forma de comprar licencias o «packs» de soporte para según que capa adicional de manejo. A lo mejor hay gente que no le interesa ejecutar jamas de los jamases la posibilidad de un sistema, porque no le gusta. Y sin embargo si otros, que necesita para su trabajo.

Está claro que actualmente, pese a la cantidad de productos que hay. Hay unas gamas en concreto de dispositivos, que sirven para según que propósitos establecidos:

  1. Ordenadores: tanto de sobremesa, torre, barebones o mini, servidores, portátiles, netbook y ultra portátiles (estos siempre tienen que tener pantalla, caja o circuitería base, teclado y sistema apuntador de puntero, sea el que sea).
  2. Tabletas: que son solo una pantalla con circuitería y el manejo es táctil. se parecen algunos a los portátiles por su peso y algunos por disponer de teclado físico con una funda, pero tienen ciertas limitaciones aun).
  3. Dispositivos de mano: sean PDA, Teléfonos móviles inteligentes, algunos reproductores de vídeo y audio avanzados… y algunas gamas intermedias entre los tablets y ésta).
  4. Dispositivo de muñeca: los actuales relojes inteligentes.
  5. Dispositivos de realidad virtual o aumentada: lo que podría denominarse las gafas y cascos del futuro, que manejas con el movimiento de tu cuerpo, manos,  cabeza, voz, de la misma forma que te manejas por el mundo real.
  6. Dispositivos internos: Esta última gama que ya podríamos denominar ciencia ficción,  integrados en tu cuerpo, y que a nivel de realidad virtual y «realidad real» ya puedas acceder a diferentes servicios con solo manejar tu cuerpo, lo que plantearía un nivel mucho mas problemático, de no saber quien controla a quien.

Pero yo me quedaría con las «actuales» gamas mas utilizadas. Y quizás la realidad virtual y el último punto lo dejaría un poco fuera de un sistema genérico que pueda ejecutar cualquier programa, sea del sistema y arquitectura que sea.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.