Reunir a todos (parte 2)

Titulo alternativo: «Solo NOSOTROS lo hacemos posible»

Es muy bonito quejarse sin hacer nada, pero ya poner las bases de lo que podría ser, es muy diferente, aquí va un intento. Quien quiera aventurarse o proponerselo a la comunidad (traducirlo a diferentes idiomas y publicarlo, con la misma licencia de este blog, tiene mi permiso.

Mi opinión personal

  • Si pudiera comprar un Amiga completo a 500 € ahora mismo, es mas que probable que me lo plantearía seriamente.
  • Si pudiera ejecutar el sistema operativo de Amiga en mi Tablet actual (sin ser un emulador «por encima de…»), con seguridad compraría dicha versión del sistema para mi propio uso.
  • Si pudiera ejecutarlo nativamente desde un equipo, también lo haría.
  • Y ya si pudiera elegir las piezas de dicho equipo, también lo haría.

Es bastante sencillo. Y creo que como yo hay mucha gente similar que opina lo mismo, lo que pasa es que no lo dicen o no se atreven.

Lo que no estoy dispuesto es a:

  • Pagar por tecnología que hayan decidido como la mejor 3 ó 4 iluminados.
  • Tecnología que se saca con cuenta gotas, que esta obsoleta o que solo van a sacar una remesa corta.
  • Que lo mas probable es que se quede todo en aguas de borrajas.
  • Que no salga a la luz una actualización y que encima tenga limitadas opciones de ampliación.
  • Que sea solo para unos pocos potentados.
  • Que tenga apenas documentación en varios idiomas, tampoco ayuda.
  • Y ya si el servicio técnico es inexistente… pues vamos de mal en peor.

Ahora mismo hay infinidad de formas de tener documentación en varios idiomas, infinidad de formas de anunciarse y expandirse con la información. Se pueden utilizar diferentes servicios, cosa que años atrás, en las épocas del Amiga original eran impensables. Pero ahora podemos utilizar todo eso para poder comunicarnos con mas gente y de mas formas.

Si no podemos tener un «servicio técnico» adecuado, lo más lógico es que si falla una pieza adicional, un accesorio, se pueda reemplazar con una mínima inversión, y todos contentos. Os aseguro que poder entrar en cualquier tienda de informática o encargarla por Internet donde mas te plazca, es un placer sin límites para cualquier usuario que tenga que reparar su ordenador. Pero estar limitado a 1 ó 2 distribuidores, tiendas mundiales, o componentes mínimo que ya son difíciles de encontrar, no es la solución.

¿Cómo ha de ser el nuevo «Amiga»?

Para empezar, aquí van unas bases que son necesarias, digamos que son los pilares mas importantes:

  • Relativamente barato (placa y caja, los componentes adicionales los elige el usuario).
    • Escalable o ampliable con una mínima inversión. (los componentes pueden ser diferentes).
    • Componentes actuales que puedan encontrarse en cualquier parte.
    • Compatible al menos con el famoso Amiga Classic.
  • La comunidad de usuarios -dedicados al proyecto- tendrá siempre el control.
  • Buscar formas de patrocinio, ayudas, dinero. El usuario final no se hará cargo de esto.
  • Se pagará a todos por su trabajo. Las cuentas claras siempre.
  • Será un proyecto abierto, (tanto de hardware como de software).
  • No tenemos que competir con nadie, solo con nosotros.
  • Futuros pilares pueden ser necesarios, ayúdanos a mejorar, participa.

Desarrollemos los pilares:

Relativamente barato

¿Qué quiere decir esto? Que hay unos límites auto-impuestos para un precio final de producto.

¿Qué es lo que quiere el usuario? Como usuario quiero un equipo medianamente pequeño que pueda llevar a cualquier parte incluso, que pueda utilizar con muchos de mis cachivaches actuales. El nuevo Amiga tiene que estar preparado para el usuario que ya sabe manejar ordenadores, pero que no es un experto. Que se divierte con la informática, que quiere hacer trabajos creativos con el, pero no es un ingeniero ni un programador. Puede serlo, pero quiere un equipo para otras cosas.

Muchos usuarios de Amiga siempre hemos soñado con un equipo relativamente barato denominado Amiga. Siempre veíamos los equipos a lo lejos sin poder siquiera olerlos, porque eran astronómicamente caros. Esto se tiene que evitar.

Claro que puede haber un equipo «caro» de Amiga o de «prestaciones superiores», pero será el usuario el que elija esto. Nosotros solo ponemos los medios, e intentamos adaptarnos a los usuarios en sus diferentes elecciones.

No podemos poner el nuevo Amiga a un precio elevado y esperar que se venda solo porque tiene la palabra Amiga impresa en los componentes del ordenador.

Hay que poner unos límites desde el principio, y ceñirnos a ellos. ¡y no pasarnos de ellos!

¿Cuánto pagarías por un Amiga básico, medio, alto? Ahí está la cuestión. ¿Qué nivel adquisitivo tenemos todos? Pues si somos usuarios relativamente jóvenes y con pocos o reducidos ingresos estaremos hablando de nivel adquisitivo bajo. Si somos usuarios que tenemos un trabajo pero soportamos una carga familiar, también puede ser un problema.

Esquematicemos lo básico:

Esto serian en principio los productos base.

  • La placa base/madre.
  • La caja (con su fuente de alimentación a ser posible).

Los accesorios o añadidos:

  • El procesador (es posible que requiera disipador/ventilador dependiendo de la potencia).
  • La memoria.
  • La placa gráfica.
  • La placa de sonido (esto podría ser solo para alguien que quiera sonido profesional, con las placas base de hoy en día se suele incluir un chip de sonido con prestaciones bastante decentes.
  • Disco duro o de estado solido.
  • Unidad óptica (algunos, ahora ya ni eso, pues muchos tiran de unidades USB autoarrancables).
  • Tarjetas extra de diferente índole.

Todo esto es un suma y sigue.

¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por una placa sin nada mas?

Pues en el mercado actual podemos ver variados precios, pero definitivamente yo no pagaría jamas 2000 € por una placa base, ni 500 ó 400 €. Mi tope máximo en otros equipos han sido unos 200 €, y porque quería una serie de prestaciones adicionales que normalmente en un equipo mas barato o con pocas pretensiones de ampliar, habría pagado. Pero me gustaría que fuera menos en un Amiga.

¿Cuánto pagarías por una caja? Pues depende de si va a ser un equipo con pretensiones de ampliarse en el futuro o quisiera algo mas cuco que poderme llevar fácilmente de una habitación a otra. En tiempos la caja que mas precio compré fue un gabinete Semitorre de 178 € de aluminio, sin fuente. Pero en ocasiones y en estos tiempos me gustarían cajas mas pequeñas, tipo Barebone o mas enanas tipo Mac Mini. Poder montar un equipo en otra habitación u otra ubicación en unos minutos, es también algo muy apreciado en estos tiempos.

Pongamos los máximos posibles (para este ejemplo, que pueden ser otros mas bajos cuando se decidan las bases completas):

  • Placa: 200 €
  • Caja: 178 €

Ya tenemos un total de 378 € finales (precio para usuario), y aun no tenemos ni ordenador.

Habría que poner lo mínimo después: microprocesador (con disipador/ventilador), memoria, y placa gráfica, disco duro/estado solido y fuente de alimentación (si la caja no la tuviera).

¿Qué arquitectura emplear en un nuevo Amiga?

Aquí es un punto importante a elegir, y tenemos que tener presente que no estamos compitiendo con nadie, pero tampoco somos gilipollas. Deberíamos emplear cosas ya hechas, fácilmente encontrables en el mercado. Que no nos limiten a la hora de la creatividad.

Por lo tanto, no deberíamos estar limitados a una arquitectura en concreto, con lo que esta decisión significa. Podemos encasillarnos en tal arquitectura. La gente dirá que estamos produciendo tal máquina con un sistema operativo alternativo. Pero si en realidad tenemos previsto cualquier arquitectura, entonces la gente solo podrá decir, «están realizando tal proyecto con un sistema operativo tal, que además puede ejecutar otros sistemas».

¿Qué significa esto? Pues mucho mas de lo que se pretende. No estamos anclados a un ordenador o dispositivo, por lo tanto todos están a nuestro alrededor, y es un sistema operativo que va creándose en muchas plataformas, y los programas que se creen en él son compatibles en ese sistema operativo abierto a plataformas.

Aquí es donde debería unirse la comunidad de desarrolladores conjunta, quitándose egos de en medio y todos a una.

Esto significaría que aparte de tener nuestra «plataforma hardware escalable», no dependemos de eso, pues el usuario de «Amiga» puede comprar el sistema Amiga para su actual ordenador e instalarlo en el.

Por supuesto que habrá problemas al no haber todos los controladores del universo portados al Amiga, habría muchas cosas que «no funcionarían como tal». ¿Cómo solucionarlo?

Aquí es donde sirve de mucho que el proyecto sea libre. La documentación técnica estará disponible siempre, y aquellos con los conocimientos adecuados puedes proporcionar un controlador, un programa, un elemento adicional al sistema, un modulo de programación, etc. Con lo cual se ampliaría el ecosistema progresivamente.

Mientras en nuestra posibilidad de existencia tenemos un equipo base que si funciona con lo actual, con unos componentes que si tienen controladores y que pueden ser elegidos indistintamente por el usuario nuevo, medio, avanzado, dependiendo de su nivel monetario.

Al ser abierto si ya tienes equipo, puedes comprobar que grado de compatibilidad tienes con tus componentes, y tener un Amiga con una mínima inversión con lo que ya tienes. Después como quieras ampliarlo ya es cosa tuya.

Preparar el software adaptable a plataformas diferentes

Esto es algo que se ve mínimamente en el software actual. ¿A quién no le gustaría que su programa favorito pudiera instalarse y usarse en diferentes sistemas operativos?. Y si os fijáis es una idea revolucionaria. Actualmente existen proyectos libres que sacan versiones para varias plataformas pero este paso queda incompleto al ser programas que varían de interfaz en cada uno de ellos. Pero ¿y si pudiera realizar un lenguaje de programación que lo tuviera en cuenta? Es decir. Tenemos varios procesadores, tenemos varias plataformas, el programa X puede ejecutarse en todos ellos con la misma visibilidad de aspecto y el mismo manejo en todos ellos. Pero dependiendo de sus limitaciones se adaptaría a la plataforma. Eso sí, una parte del código seria para tal lugar, otra para tal otro, y habría un código conjunto que serviría para cualquiera de ellos, adaptable.

En vez de hacer «binarios» diferentes para cada arquitectura, un mismo «binario» para todas ellas que dependiendo de donde se ejecute, salte a la versión programada para tal arquitectura.

He visto algunos programas que estaban preparado para esto, eran un mismo ejecutable que dependiendo de una versión u otra se ejecutaban correctamente, y servían para lo mismo.

También se podría hacer algo como en «módulos adicionales», quizás al estilo de las bibliotecas que ya disfrutábamos en Amiga Classic en toda su existencia. Que estaban preparadas para según que procesador, y que mas adelante paso algo similar con las placas PowerUP (PowerPPC en Amiga), el mismo conecto se emplea con los «datatypes» (si un programa tiene soporte para esta opción, puede ampliar la posibilidad de usar diferentes formatos en sus ficheros, no estando limitado a unos pocos internamente. Y lo mismo ocurre con los «catalog» para traducir cómodamente el lenguaje del programa a diferentes idiomas. Si estos conceptos pueden aplicarse a determinadas partes del programa, por que no aplicar uno que se pueda adaptar fácilmente a muchas arquitecturas. Un mismo programa para muchos ordenadores y dispositivos, y que no tengas que aprender diferentes procesos para utilizarlo.

Mucho mas reciente en el tiempo, fueron los «binarios Universales» que han existido en la transición de los Apple Macintosh para pasar de ordenadores con procesadores PowerPC a ordenadores con procesadores Intel. Dichos usuarios podían ejecutar sus antiguas aplicaciones, durante un tiempo determinado, hasta que la transición se completó lo suficiente como para dejarlo atrás. Pero aun, los usuarios que utilizan Leopard y Snow Leopard (y hay bastantes) pueden utilizar dicha tecnología para ejecutar programas nativos o programas que fueron concebidos para otra arquitectura anterior. Eso sí, es «un emulador muy competente» que se desempeña muy bien su tarea y es transparente al usuario.

La idea para el nuevo Amiga va mas allá. No quiero emuladores. Lo ideal sería una base, que es el sistema operativo que se adapte a la plataforma, que tenga una serie de directrices genéricas para muchas plataformas, y que además tenga programas que puedan ejecutarse indistintamente en plataformas diferentes, siempre que dependan de el mismo sistema operativo. Es decir, Tenemos un Amiga con arquitectura x86 (algo impensable hoy en día), y ponemos un programa de dibujo, por ejemplo «NeuDelusPaint» (acabo de inventarmelo… :mrgreen:) que instalamos. Ahora viene nuestro «amigüito» con su Amiga con arquitectura ARM, en su nuevo Tablet ultimo modelo, acaba de instalarse el nuevo sistema operativo de Amiga y quiere probar el «NeuDelusPaint» en su ordenador. Su amigo tiene el Amiga x86, y le pasa el pendrive donde se instala el programa, mediante la conexión adecuada (un cable de USB a MicroUSB) lo hace como toda la vida. Y lo ejecuta. Ese programa esta preparado para funcionar indistintamente en una u otra plataforma, sin emulación pues su programación interna ya está preparada para dicha revolución. Y funcionará igual de bien tanto en uno como en otro entorno. Ese el el «nuevo Amiga» que me gustaría tener.

Así como antaño deslumbraron las capacidades de tener múltiples pantallas en un mismo monitor abierta, de tener chips especializados que funcionaban conjuntamente en un mismo ordenador, de tener un sistema operativo multitarea que ademas funcionaba muy rápido con el ratón y era fácilmente ampliable de componentes (bibliotecas, Datatypes, Catalogs, etc…). Esas características que hoy en día en gran parte tienen. No podrían competir con la característica de un sistema operativo que está en varias plataformas y ejecuta programas indistintamente de la arquitectura siendo iguales de aspecto y funcionando de la misma forma.

Si os fijáis muchos otros están intentando dicha posibilidad: Microsoft con su Windows, y Apple con su iOS/OSX. Lo que pasa es que estas empresas tienden a una sola arquitectura para hacer un solo sistema en vez de varios. Y la idea inicial del nuevo Amiga es soportar muchas arquitecturas existentes, en un mismo entorno, con programas que se puedan ejecutar indistintamente de éstas. ¿Por qué no puede ser ese el reto del nuevo Amiga?

Compatibilidad con Amiga Classic

Es irónico, pero muchos usuarios de Amiga actualmente utilizan el emulador mas usado para usar su Amiga. Para programar  o para divertirse con él. Actualmente aun hay Amigas Classic que funcionen, pero eso no implica que cada vez sea mas difícil encontrar piezas, repuestos, ordenadores completos o determinadas ampliaciones que ya no se fabrican, y al final siempre se tira de un emulador que permite eso y mucho mas.

¿Y si se pudiera incluir dicha emulación sobre la placa o sobre una tarjeta emuladora?

Ya han salido muchas tarjetas emuladoras en tiempos pasados en Amiga ¿por qué no hacerlo al revés? o incluso  como un software dentro del «nuevo Amiga». De hecho, en la actualidad el AmigaOS4 y el MorphOS tienen «emuladores UAE» para ejecutar software de Amiga Classic.

A mi se me han ocurrido varias formas:

  • A través de una BIOS, Eprom o chip programable y actualizable en el tiempo, dentro de la placa del «nuevo Amiga» (esto podría hacer que la placa se disparase en precio).
  • A través de una tarjeta emuladora conectada a un slot (bus de expansión) de la placa (mas barato, pero la tarjeta costaría también dinero).
  • A través de un programa que se ejecute dentro del Amiga (con la capacidad de múltiples arquitecturas en múltiples Amiga podría ser lo mas sensato).

En cuanto a las opciones hardware debería ser con posibilidad de actualización, que sea sencilla (como arrastrar un icono y que se actualice rápidamente sin tener que hacer cosas raras dificiles de entender por novatos). Pero tanto una opción como la de software deberían estar lo suficientemente optimizadas para funcionar a la misma velocidad de los Amiga Classic o posibilidad de mayor velocidad, como hace el emulador.

Cualquiera de ellas es válida, pero tendría que ser igual de escalable, ampliable, actualizable, y mejorable que el actual, y que fuera sencillo de utilizar. Con posibilidad de poner opciones avanzadas para el que quiera. Que sea sencillo no implica que no haya usuarios que les guste poder trastear con opciones mas complicadas, si así lo desean.

La emulación tendría que funcionar tanto en ventana como en pantalla completa, y a efectos prácticos poderse utilizar con teclados y ratones actuales (trackball, touchpad, de forma táctil, etc). De tal forma que sea totalmente accesible al software «viejuno», que muchos nos resistimos a dejar de lado.

Tendría que haber una forma de enviar datos fácilmente desde/al nuevo Amiga y al emulado/Classic, de esa forma podrían meterse/sacarse cosas realizadas en uno y otro. Sin tener que hacer cosas raras. Estoy seguro que se podría emplear el Disco RAM del Amiga Classic que viene en todos nuestros portentosos Amiga Classic para transferencia de archivos rápida. Pones tus archivos en una carpeta especial y automáticamente en el emulador se puede leer el contenido metido en el Classic. Sin apagar la emulación ni nada, totalmente transparente.

La comunidad del proyecto tendrá siempre el control

Incluso aunque se busquen patrocinios, alianzas, formas de pagar todo el proyecto y a sus colaboradores. El derecho de como mejorar, crear, explotar, o decidir lo tendrá la comunidad del proyecto. Ni los que ponen dinero podrán tomar decisiones en él.

Si alguien de la dicha comunidad decide irse por su cuenta, no pasará nada pues la citada comunidad del proyecto seguirá teniendo el control, Después puede volver y se puede añadir mas gente. Siempre y cuando la colaboración sea para dicha comunidad.

Sobre esto habría que hablar y desarrollar mas los términos. Pues en esta disertación/pilares, son cosas que se me escapan un poco a mi entendimiento de un proyecto de tal envergadura.

Buscar formas de patrocinio, ayudas, dinero

Este es un punto importante, pues sin dinero no se puede realizar un proyecto de tal envergadura, por mucho que nos pese. Nadie vive del aire en la actual sociedad.

Si nosotros tenemos el control, los que patrocinan, ayudan o ponen el dinero no tendrán ningún voto, lo hacen porque quieren. A cambio si tendrán acceso a crear para nosotros bajo nuestras directrices. ¿Qué quiere decir esto?

Desarrollemos los términos:

Una compañía X que fabrica hardware de muy diversa índole. Decide poner X porcentaje o dinero para nuestro proyecto. Este dinero se pondrá en un fondo común y se empleará donde sea necesario en la Comunidad del proyecto Amiga. Aparecerá el logotipo de que la compañía X esta patrocinandonos, pero nada mas. Después cuando ya se tengan trabajos avanzados. Por ejemplo: ya hay dos o tres diseños de placas y cajas. La compañía X podrá elegir el modelo o modelos y fabricarlos. Tendrá que tener presente dos cosas:

  1. No variará el diseño.
  2. Podrá cobrar un porcentaje mas añadido al precio de fabricación de dicha placa. Es decir, cuesta X dinero hacerla, pero voy a cobrar X+2 por cada placa para poder tener un margen de beneficio. El precio de fabricación y beneficio para el fabricante estará previsto en el precio final.

En la placa vendrá serigraficado Amiga, el modelo que sea, y la empresa que ha hecho dicho trabajo.

A ese precio de fabricación, mas en beneficio de la compañía X, mas un añadido de precio para dicha Comunidad de proyecto, será el que conforme el precio final del producto (no puede pasarse el precio del establecido como máximo en los inicios de los pilares). Y es el usuario el que no pagará de mas.

No habrá pre-pedidos pero si se podrá hacer encuestas de intención de compra, sabiendo de antemano lo que se compra y el precio final exacto que no variará. Las cuentas siempre claras para todos.

La compañía X, como se dedica a hacer productos de muy diversa índole podrá proporcionar información adicional sobre nuevos proyectos, que en ningún caso valdrá para hacer la competencia desleal a los demás, solo para tener presentes que «tal diseño» que ya esta en producción puede ser utilizado en el futuro en los proyectos de la Comunidad del proyecto Amiga. De tal forma que si aparece un nuevo procesador, un nuevo tipo de memoria, un nuevo tipo de ranura de ampliación de tarjetas, un nuevo estándar, tendremos la posibilidad de decidir si nos interesa o no. o si es viable para el futuro.

Esto multiplicado por X compañías puede darnos el margen necesario para avanzar en los trabajos adecuados, según se precisen.

Los usuarios no serán los responsables de darnos donaciones o dinero. No se harán pre-pedidos con dinero del usuario. Pero si se informará a los usuarios de todo lo relevante, lo importante.

Se pagará a todos por su trabajo

No queremos que pasen atropellos como los de MorphOS y determinados problemas de otras épocas antiguas a Commodore. Se quiere todo lo mas claro posible. Si hay que contratar a un programador a tiempo completo o por horas se hará todo con presupuestos y delimitado. Se pagará todo lo acordado y no habrá retrasos. No olvidemos que no vivimos del aire, cada uno tenemos nuestras cargas de una u otra forma. Por supuesto que habrá programadores que cobren mas o menos, pero serán ellos los que decidan en cierta medida si quieren o no embarcarse en dicho proyecto. Y por supuesto que si hay varios colaboradores al tiempo los presupuestos de desarrollo podrán variarse, siempre y cuando el equipo de desarrollo se lleve bien conjuntamente y esté todo acordado de antemano. Se tendrá presente las arcas del proyecto en todo momento. Si no hay dinero, pues no hay posibilidad de avance.

Deben quedar cosas claras. Hay que hablar mucho, hay que llegar a acuerdos, y hay que hacer las cosas lo mejor posible. Si algo no se sabe hacer, se pedirá ayuda siempre. No habrá desvarios de ego y delirios de grandeza o similares.

Si alguien de los contratados no rinde como ha estipulado, lógicamente se le pagará hasta lo realizado y llevado a cabo. Si no es lo acordado, tendrá que tenerlo presente. Por eso es conveniente quitar los egos y llegar a ser humanos, empáticos y comunicativos en el limite de sus posibilidades. Es un proyecto conjunto y queremos que se lleve a buen fin.

Con buenos argumentos nadie tiene que levantar la voz, enfurruñarse o insultar.

Será un proyecto abierto

Hardware y software abierto. Se ha hecho antes, y se ha comprobado como es posible realizarlo. Toda la documentación a disposición siempre. Se podrán mejorar las cosas, pero teniendo los pies en la tierra.

Se podrán hacer «licencias» pero siempre con las directrices expuestas. Si se planea una mejora, dicha mejora tendrá que añadirse al proyecto y –en la medida de lo posible– estudiar las implicaciones de ésta, pues no todas las mejoras que una persona puede hacer en X momento, puede ser adecuada para otros proyectos, placas, compatibilidades, etc.

La licencia está para algo, si se lucra con todo lo libre desarrollado por la comunidad de Amiga tendrá que dar una parte de ese lucro a las arcas de la Comunidad del proyecto. De tal forma que todos nos beneficiamos, tanto la mejora como la venta realizada. No es por rapiñear, el dinero siempre es bien recibido para poder pagar a un programador, diseñador, ingeniero, crear una campaña de publicidad o emplearlo para traducir manuales.

No tenemos que competir con nadie

Al tener varias plataformas, varias arquitecturas, y varios tipos de equipos, tanto los previstos o desarrollados por nosotros como los adaptados por los usuarios, no tenemos que competir con otros. Pues lo importante es el nuestro. Podemos convivir perfectamente con todos. Y cada usuario decidirá que quiere hacer y como crear sus cosas con sus equipos. Puede emplear varias plataformas para según que trabajos.

Pero si debemos estar preparados para la tecnología actual. Aprovechando dicha tecnología para nuestro proyecto. Tendrá sus limitaciones, tendrá sus problemas, por supuesto, pero consideremos que es el nuevo Amiga. Y a nuevos proyectos nuevas ideas. Dejemos atrás viejos modelos de negocio, viejos problemas que ya fueron muy trillados en antaño y que al final fueron un lastre.

Cuantas veces se ha criticado que el cacharro X tenga el problema de que ha incluido algo que no es compatible o estándar con tal cosa en pos de «que así es una mejora para tal», al final se ha pagado con que «tal mejora» se traduce en adaptadores adicionales, que demoran el proceso de un lado a otro, y en precios abusivos porque estaban usando un componente menos común. Hay que pensar de forma práctica. Nadie quiere un conector raro que no pueden poner de un lado a otro, si no es con un extraño aparato que convierte y que cuesta otro tanto de dinero adicional.

La competencia mas dura es la que se hace uno a sí mismo. Ese es el límite, y es nuestra imaginación y posibilidad de compaginarlo con lo que tenemos y lo que veremos en un futuro. Los pies en la tierra, pero la cabeza conectada con lo superior. Y el tronco de unión con ambas cosas. Ese es el reto del nuevo Amiga.

Conclusión

¿Cuál es el siguiente paso?

Y ahora que tienes estos pilares… ¿qué hacemos?

Figuraros lo que puede hacer una simple ducha de una persona cuando está pensando en una cosa. Imaginad ahora todo lo que se podría hacer con muchas mas cabezas pensantes y dirigidas en un mismo problema.

Solo NOSOTROS lo hacemos posible.

1 comentario

  1. Lo siento pero pienso que, al igual que al resto de retrousuarios, os van a sacar el dinero mientras esteis dispuestos a darlo. Un s.o. basado en x86 con el emulador uae para amiga classic es la unica opcion viable economicamente. Asi, todo se centraria en el desarrollo del sistema operativo para adaptarlo a lo que salga (nuevos intel core, ddr4, sata4, usb4) y no se perderia el carro de hw actual.

    Cualquier otra opción es sacar un semiprototipo que quedara anticuado y aislado en poco tiempo.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.