Eligiendo nueva impresora

Hace unas semanas, empecé a notar problemas con la calidad de la impresora. Aunque los cartuchos de color estaban bien de nivel, hacia unas extrañas bandas de colores diferentes, según la zona del papel.

Los cartuchos, comprobé también, que estaban limpios de restos de tinta en la zona de salida de ésta. Y miré si había algún que otro problema. Pero no hubo forma, incluso hice las típicas comprobaciones de limpieza y test de calidad que tiene la impresora, no saliendo nada anormal o corregible.

Generalmente, estos fallos, dan lugar a que tarde o temprano haya una avería peor. Aun recuerdo como la anterior impresora de mi padre (una HP Deskjet 720C. Nota de Noviembre de 2017: La ficha oficial de HP ha dejado de estar disponible. En su lugar dejo esta alternativa: CNET: Deskjet 720c.) dejó de imprimir en color, y tampoco era problema del cartucho, sino del receptáculo de éste. Los contactos físicos de la impresora, los que hacen que el cartucho funcione, estaban desgastados. Por lo tanto la solución era volverla a enviar al servicio técnico, y siendo una impresora con varios años, saldría mas cara la reparación, que comprar una nueva y de mejores prestaciones.

La solución que opté por entonces, fue darle mi impresora, que tenía poco uso a mi padre, también era una HP, la Deskjet 940C, en este caso. Y comprar un servidor de impresión en red, con lo que poder tener compartida la impresora sin necesidad de tener que encender un ordenador. Esto era lo mas barato en aquel tiempo. Esta historia fue relatada en otro de mis textos: «Ya tengo Print Server«.

Ni que decir que también estuve mirando por aquella época impresoras que tuvieran dicha conexión a red, pero al final opté por esa otra solución, que hasta la fecha, no hemos tenido muchos problemas (los típicos atascos de papel, cambios de cartuchos cuando el nivel era bajo, y algún que otro bloqueo o dejado de funcionar del servidor de impresión, solucionado fácilmente con un reinicio de éste).

Todo fue bien, hasta que empezó a mostrar estos fallos, generalmente cuando necesitas realizar un trabajo o favor que te han pedido, y te fastidia no poder llevarlo a buen término. Es decir, cuando hace falta la impresora.

Total, que me vi obligado a empezar a mirar nuevos modelos de impresora. Con una serie de características mínimas.

  • Impresora en red (un enchufe menos, ya que solo sería el de la impresora, y no el del servidor externo que tenía.
  • Que imprimiese a doble cara, algo que en estos tiempo estoy considerando como esencial.
  • Cartuchos de tinta separados por colores, ideal para cuando se gasta solo 1 color, poder cambiar solo el que precises.

Desgraciadamente, casi todas las impresoras que tenían estas mínimas características, estaban preparadas para ser multifunción, es decir, tener un escáner adosado a la impresora.

Además también tenían otra serie de opciones que, aunque no las use a menudo, podrían ser interesantes:

Algunos modelos tenían opciones para escanear diapositivas y negativos fotográficos. Para un escáner tener dicha opción integrada es una bendición. Pero cuando vas a comprar una impresora, es como algo superfluo. Es decir, si te compras una impresora es para imprimir, generalmente, toda clase de documentos, no para sacar las fotos o diapositivas desde el original, a no ser que te dediques a la fotografía, claro está.

Otros disponían de impresión de CD y DVD, siempre y cuando la superficie de dicho almacenamiento estuviera preparada para imprimir.

Algunos podían albergar en la misma bandeja, varios compartimentos de papel, el normal que se suele usar y el fotográfico.

Otros modelos, al ser multifunción, también disponían de fax para enviar lo escaneado vía telefónica, o recibir llamadas con documentos. No dudo que una impresora multifunción (que precisamente su nombre lo dice todo) sea esto necesario, al ser algo adicional. Pero, y al menos por mi parte, cuando solo buscas imprimir… es otra opción que apenas use.

Otras tenían lectores de tarjetas y conectores USB. Cuanto menos puede ser útil si no queremos tener que encender el ordenador y sí sacar alguna foto que te pase la familia, tus amigos o lo que sea. La pega es que generalmente sólo acepta un formato: JPEG.

Algunos modelos de los que elegí además de los colores básicos (Negro, Magenta, Cyan y Amarillo) disponían de cartuchos especializados (dependiendo del modelo podías encontrarte Magenta claro y Cyan claro, o bien algo mas exótico como el cartucho de Gris. Que pienso yo… ¿gris? Pero si se debería poder conseguir con tramas de negro… y quizás algún otro componente de los tres cartuchos básicos, dependiendo de la gama de tonalidades). Para mas inri este cartucho de gris, según estuve leyendo en algunas páginas de test de dicha impresora, duraba menos, lo que me hizo sospechar que podría ser un chorreo de dinero extra. Los cartuchos siempre lo son, pero esto podría dar lugar a gasto adicional.

También consideré, aparte de las de inyección, impresoras láser. Aunque para algo doméstico, una láser me parece un chorreo de dinero aun mayor. Además de que algunos componentes, como los tóner, tienen que ser manipulados con cuidado, porque sus tintas son más tóxicas. Y otros componentes, por ejemplo «el recipiente de tinta sobrante» tienen que ser cambiados cada cierto tiempo, generalmente cada 5000, 7500 ó 10000 páginas. Con lo que aparte del tóner (la unidad de cartucho podríamos decir, que no es nada barata precisamente, mas dinero que los de inyección), tienes que poner adicionalmente dinero extra para dichos componentes.

Además de estas prestaciones. Vi que casi todos los modelos de multifunción, la opción de doble impresión, hacía que la impresora ocupase una media de entre 10 y 15 cm adicionales de fondo. Esto es otro inconveniente. Debido al lugar en el que se iba a poner dicha impresora. Una mesa,  con un espacio determinado y otras cosas a su alrededor. Pero si accedía a dicha opción, mi padre se quedaba sin trozo de mesa para usarlo para otros menesteres cuando habitualmente se pone a trabajar. ¡Que no solo va a imprimir!

Al final, conseguí hacerme con una pequeña lista de modelos pre-seleccionados, todas de inyección. Estuve mirando tanto prestaciones y dimensiones, como precio, como lugares donde comprarlo (con dirección en España, aunque se pudiera compra desde Internet):

También miré modelos de Brother, había leído que era un fabricante un poco menos puñeteros con sus cartuchos de tinta. Las HP y las Epson siempre han tenido mas críticas al respecto con esto. Pero no elegí ningún modelo en concreto, porque no encontré ninguna que me pareciera idónea para lo que estaba buscando.

Todos los modelos listados tenían opción para impresión a doble cara.

¿La pega de uno de los modelos? El 710W venía en kit aparte. Estuve preguntando a la propia Epson y dicho kit había desaparecido misteriosamente, y solo me daban opción a comprar la impresora con Fax (la PX810FW) con prestaciones similares, pero mayor precio y con algo que no iba a usar. Por cierto, dicho modelo de impresora, no lo tenían en stock en su tienda.

Me preocupo que dicho kit, aun haciendo mención en su web, no existiese. Estuve haciendo una búsqueda exhaustiva por casi todo el planeta, y en casi todas las tiendas de Internet ponía: «Sin stock», solo en una encontré que ponía: «El 10 de octubre reponemos stock», aunque tampoco lo decía con mucha seguridad, a juzgar por otro cartel que vi de: «pregunte antes de comprar» en las fichas de la tienda.

Al final tuve que sacrificar una de las opciones importantes: la doble cara, en pos a las consultas de espacio limitado del que disponíamos en la zona donde albergar la impresora. Y aun me estuve pensando unos días mas si adquirirla o no.

El modelo elegido al final fue el PX710W.

NOTA DEL 11/2014: En la actualidad disfruto por fin del Auto Duplexer, el kit que sirve para imprimir a doble cara en la PX710W. Podéis leer mis impresiones en el texto que escribí: «Auto Duplexer de Epson.»

También estuve mirando el PX720W, modelo que supongo que aparecerá en breve, porque está ya visible en otros países, y éste ya incluye dicho kit integrado, por supuesto a costa de ocupar mas espacio de fondo.

Ayer me llegó la impresora. Tenia posibilidad de comprarlo fácilmente en la propia web de Epson España, y la otra opción era una empresa llamada ConZumo (si con Z). Dicha empresa tiene la ventaja de vender cartuchos compatibles y mas baratos que los originales. Opción que he probado con los cartuchos de dicha impresora, para ver que tal. Ya hice hace tiempo la prueba con cartuchos «compatibles» sin marca, veremos que tal salen estos y opinaremos cuando llegue el caso.

Miré opiniones en diferentes lugares sobre la tienda, y todos parecían contentos con el trato y servicio profesional. Claro está que al final te tienes que arriesgar. Una cosa que me pareció interesante, es que la tienda física estaba ubicada en mi propia ciudad, por lo que si hubiera tenido algún problema sería mas fácil contactar y/o enviar la impresora a su ubicación de salida. En cambio en la web de Epson, la sede española, al menos de venta física, la tienen en Barcelona. Por lo que sería otro problema derivado, tardanzas de envío, mas gastos de devolución, etc.

Decidí arriesgarme, y aunque casi siempre suelo respetar una primera compra de menor precio para saber que tal va la tienda, esta vez hice un primer pedido un poco mas caro de lo normal.

La impresora la pedí un domingo por la noche. Decía que en 48 horas laborables, por envío urgente, la tenía. El pago como de costumbre con tarjeta virtual. No hubo ningún problema. Todo fue correcto.

El mismo miércoles me empece a preocupar, pero lo cierto es que decidí que si el mismo viernes no tenia noticias, empezaría a contactar con ellos para saber si había algún problema. Pero por la hora de comer recibí una llamada informándome del retraso, y que me iban a reintegrar el dinero de lo «urgente» y recibir la impresora el mismo viernes.

Al día siguiente recibí otra llamada, esta vez me informaban de que me iban a enviar ese mismo día la impresora, y a que hora me venía mejor tenerla. Así que sobre las 5 de la tarde recibí el paquete.

Algo que me sorprendió, aunque no demasiado, pues ya había leído una crítica sobre ello. Es que el envío no estaba embalado con caja adicional. Sino que estaba a la vista todo el contenido. Los cartuchos compatibles y adicionales que pedí de repuesto, venían adosados con cinta de embalar con su marca. Empaquetados en una bolsa de plástico. Pero no había ningún problema y se veía que no había sufrido en el transporte.

Al abrirla, descubrí que los de Epson se habían gastado medio rollo de cinta adhesiva azul, cada zona tenia una tira protegiendo trampillas, aberturas, y zonas sensibles. Algunos me costó algo encontrar como quitarlos, otros estaban mas accesibles.

Con la impresora en mi habitación, empecé a leerme las instrucciones rápidas. Que por desgracia, suelen venir en un papel tipo periódico o plano de carretera, que tienes que desplegar completamente y leer de una forma incomodísima. Alguien debería decirles que por mucho que solo hagan «una página» si es de metro y medio es mas engorroso de leer que si es un pequeño manual de varias páginas. :mrgreen:

La instalación tuvo algunos momentos graciosos. Como por ejemplo poner una extraña piececita, similar a una pequeña cubeta de dos compartimentos, de una posición a otra. Algo bastante incomprensible y que no explicaba para que servía. Para eso pon la piececita ya en su lugar, no líes al usuario. Si es necesario, ponle un buen trozo de cinta pegado para que no se salga.

Otro momento curioso es cuando encendí la impresora, después del primer paso de poner los cartuchos, y me quede esperando a que dejase de hacer ruido. Parece que tardaba un máximo de 5 minutos, pero parecían eternos. Recuerdo pensar: «me habré saltado el paso de poner el papel, aquí solo me dicen ponga los cartuchos, bueno esperaré…«. De hecho en todo los manuales (6, contando que 3 son de unos idiomas y otros 3 de otros), no venía explicado en que momento hay que poner el papel (¡que no hay papeeeeeeeeeeeeel! 😈 ), solo en la sección de «tipos de papel» explicaban que tipos admitía, como ponerlo en la bandeja, etc, pero no «cuando».

La primera instalación la hice en el PC. Me sorprendió que todos los controladores y programas ocupasen la friolera de 345 Mb mas o menos. Aunque hoy en día estas cosas no me sorprenden tanto. En mi ordenador no tuve ningún problema para instalarla. La registré en Epson e hice la encuesta «como pude» para darles algo de trabajo. En el testeo del funcionamiento, decidí que era momento de poner papel, tome la iniciativa, y sin leerme nada, busque papel normal y se lo puse ajustado a la bandeja, y lo mismo hice con el compartimento de papel fotográfico, por suerte tenía papel brillante de 10x15cm que compré en Nierle hacia meses, y que apenas había usado desde entonces. Hice la prueba, con papel normal, y todo parecía correcto.

Después puse los controladores en el Mac Mini Core2Duo. Ahí me sorprendió mas que cada instalación de programa adicional me pidiese la contraseña de administrador, un poco rollo, pero sé que es por seguridad. Aunque meter dicha contraseña unas 10/15 veces en dicha instalación… es muy pesado. Aquí omití el registro que había hecho momentos antes.

Lo cierto es que solo probé a imprimir la prueba, que hizo sin problemas. Mas tarde en el tiempo (horas) probé a imprimir una foto desde el iPhoto, pero se bloqueaba todo el rato… así que me dio por darle a buscar nuevas actualizaciones, y encontró una para la impresora. Instalé y reinicie el ordenador, por si acaso, y ya no hubo ningún problema (cabe destacar que las instrucciones venían explicadas para Mac OS X 10.5 Leopard como máximo, y saltaba un navegador adicional con explicaciones para 10.6 Snow Leopard, aunque algo liosas de interpretar).

El siguiente paso era probarla en un portátil grande de mi madre con, Windows 7 para mas dificultad.

Aquí me pasaron cosas extrañas, de buenas a primeras intenté solo instalar lo mínimo, controlador y poca cosa mas, pero la configuración se quedaba a medias. Decidí buscar un controlador mas moderno por si acaso era problema de compatibilidad, pero lo único que conseguí es tener dos monitores de impresión al tiempo en el relojito. Intenté desinstalarlo todo, pero uno de ellos no me dejaba, ni siquiera en modo a prueba de fallos. ¡Genial! Al final opté por poner la instalación «básica para torpes», y ahí no hubo ningún problema de funcionamiento, pero claro con todas las cosas adicionales, un rollo, porque en ese ordenador solo van a imprimir esporádicamente, y editar etiquetas de CD, escanear o cosas similares, como que es superfluo. Aquí comprobé la impresión inalámbrica. Lo cierto es que me dejó algo confuso todo hasta que caí. La impresora está conectada en red vía cable RJ45 al switch que tengo, así que todos los ordenadores cableados tienen acceso sin problemas. Pero los inalámbricos ¿cómo acceden? ¿y cuánta seguridad hay en el proceso?

El problema es que no te da la sensación de seguridad, hasta que caes que al tener un router conectado en el sistema, con punto de acceso inalámbrico, es ahí donde acceden todos los ordenadores de tu red, y donde adicionalmente están configurados a la red y a la impresora por ende.

En cambio, si solo tuviera un router y ninguna conexión a la impresora (solo el cable de alimentación) me supongo que en la primera conexión y configuración, me habría preguntado clave WEP/WPA para conectarse con seguridad. Puesto que se conectan con seguridad al router, pues no hay problema. Sólo tener presente que si tienes indicios de que Internet te va lento o lo que sea, cambiar la clave, no sea que haya algún vecino gorrón que pille tu impresora en red y la use para enviarte un texto de: «la bolsa o la vida» virtual :mrgreen:

Al final, aunque hice la instalación completa y básica bajo Windows 7. El segundo monitor de impresora seguía apareciendo, y tuve que desactivarlo malamente desde el msconfig, para que no me cargase 2 veces.

Las siguientes instalaciones fueron ya en los ordenadores de mis familiares, 2 de sobremesa y el Netbook. todos ellos ya con Windows XP. Como ya lo había hecho con el mío, ahí elegí instalar diferentes componentes. A mi padre toda la suite completa, ya que la impresora va a estar en su habitación. Y a mi madre solo lo que sé que va a usar mas a menudo, por ejemplo lo de escanear, normalmente me lo pide a mi, así que no hay que poner esos programas.

Con el Netbook hubo una diferencia. No conseguía contactar con la impresora inalámbricamente para ver los niveles de tinta, todos los demás configurados no tenían problemas, inclusive el otro portátil que configuré con Windows 7. Pero en el Netbook si hubo ese problema, sin embargo imprimir, imprimía bien. Algo que indagaré con mas tiempo.

He hecho algunas pruebas de texto, con papel fotográfico 10x15cm, y con algunas opciones adicionales de impresión. El «modo silencioso» no lo entiendo, hace el mismo ruido bajo mi punto de vista. También he escaneado algunas cosas y grabado directas en una tarjeta de memoria, y también he probado a «fotocopiar» (escanear e imprimir). Aun me quedan aprendizajes, y controlar mejor los márgenes.

Seguiremos informando…

4 comentarios

  1. Se tendrá en cuenta, de momento probaré los cartuchos compatibles de la misma empresa en la que compré la impresora. A ver que tal son. No imprimimos mucho, al menos no con una frecuencia excesiva, pero se tendrá en cuenta. Gracias por el consejo, lo guardaré en «cosas a compras», por si acaso. 🙄

  2. ¿Utilizáis cartuchos de tinta compatibles?

    Visitar nuestra tienda online. Alta calidad a buen precio, envío en 24 horas y totalmente garantizados.

    [ENLACE OMITIDO POR SER PUBLICITARIO]

     

  3. Por favor, no hagas publicidad en el blog. Y la próxima vez mira la fecha del escrito, si hubieras leído mas temas relacionados con esto sabrías que ya uso cartuchos genéricos.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.