Estoy como aletargado. Llevo un tiempo en el que no hago nada de provecho. No trabajo ni para mi, ni para otros. Es como si no importase. Como si no sintiese. Paralizado frente al mundo que me rodea, esperando algo sin saber el qué.

Pasan los días, uno tras otro, y son todos iguales. El mundo se mueve hacía un lugar cada vez peor. Las personas conocidas no parece importarles, porque están tan atareadas en sus trabajos, quehaceres y engaños de su vida libre rodeados de esclavitud.

Recuerdo como hace años hacia mis cosillas. No importaba lo que tardase, porque las hacía por gusto, para mi, porque me apetecía. Ahora no se muy bien por que lo que me apetecía el año 2000 ha dejado de tener un poco de sentido. Creí que recopilando todo lo que sabía y tenía de una máquina que me gustaba sería beneficioso a nivel intelectual, para otros que se sintiesen igual de abandonados por la misma pasión que sentían usando ese ordenador. Pensé que así resultaría útil, aunque no supiera hacer nada de provecho. Solo recolectar, poner a disposición y sentirme orgulloso de poder dar saber al pueblo.

Después, a medida que el pueblo me iba mostrando su cara, me iba apeteciendo menos enseñar para que todo el mundo progrese en conjunto. Sigo pensando que es una idea maravillosa, evolucionar a algo mejor. Pero el concepto se desvirtúa cuando quien me rodea no siente el mismo empuje.

Así es como he pasado de una vida tranquila ayudando a la gente, a una contemplativa sin ayudar a nadie. Y parece que nada importa. ¿Habré perdido la pasión?

Por carta, por email y hasta por SMS. Es curioso como personas de todas clases hacen caso de estas misivas que les llegan y que a su vez reenvían con una falsa sensación de:

“Si no lo haces, serás una persona malvada. Y ademas no obtendrás la recompensa que prometemos.”

A veces solo para conseguir… quizás lo que es mas sencillo de obtener: Continuar leyendo…

  • Si no puedes deslumbrar con tu sabiduría, desconcierta con tus gilipolleces.
  • Dos palabras que te abrirán infinidad de puertas en la vida: “Tira” y “empuja”.

Esta es una de mis preferidas:

“Sin moverse al exterior se puede conocer el mundo entero.
Sin mirar por la ventana se puede ver el camino del cielo,
cuanto mas lejos se va, menos se conoce.”—Lao Tse

En las cadenas de television, hace nada he visto un anuncio estupido entre tantos otros que me ha hecho pensar en unas cuantas cosas:

Salen dos tipejos, sentados en una mesa de terraza, sonrientes ellos… mientras una voz narrando sobre conocidas operadoras de telefono dice…

“Como somos la operadora dominante de teléfono que tenemos casi la mitad del mercado, podemos permitirnos bajar el precio para que tu hables con los demás de la misma operadora mas baratos, patatin es de nuestra operadora y…”,

Entonces uno de los monos sonrientes y envidioso se levanta corriendo y desparece de la pantalla.

“¿Dónde va patatan?”

Y entonces dice el mono patatin:

“Ha ido a hacerse de mi operadora”

Yo me pregunto, que es lo que no dice el anuncio pero queda implícito en éste, y se me ocurrieron estas cosas: Continuar leyendo…

Pues sí, es mi primer libro de programación web. Hace unas semanas decidí que si un amigo mio podía programar, yo también estaba dotado para ello.

La verdad es que a raíz de que ese amigo me dejó tirado con lo que yo creía que era un favor que iba a hacer encantado de la vida… y que mes tras mes me decía…

“Pues sí, habrá que hacerlo un día de estos…”

Y no llegaba el día. Así lo decidí. Más de un año de espera por un simple favor, la verdad es que no es lógico. Lo ideal habría sido… Continuar leyendo…

Estoy en un momento en mi vida en que tengo dos caminos por donde ir:

  • Uno es seguir como hasta ahora, sufriendo por tonterías, hacer la vida normal de todo ser humano.
  • Y el otro seguir oculto, solitario, tranquilo.

Sopesar ambas cosas en la balanza tiene algunas cosas ventajosas y otras no tanto. Es como todo en esta vida, lo pones a juicio y decides el veredicto que deseas que puede ser mejor.

De pequeño, quería conocer algo de mundo, aunque no fuera mucho. Siempre uno quiere aprender mas. Hacer cosas. Ayudar a la gente o trabajar. Verse con los amigos. Emparejarse. Vivir la vida.

Con el tiempo, cada vez se hacía mas insostenible la excusa de: Continuar leyendo…

¿Cómo? ¿El Vago escucha música? ¿y además de un estilo tan raro? pues sí señores… la verdad es que no es un estilo que me apasione con locura. Solo quería comentar que un amigo de la lista de correo Casa Amiga, ha publicado junto a su grupo de música: So What? Band, un nuevo trabajo llamado “The White Room“, por cierto totalmente distribuible gratuitamente. 😉 Así que si queréis escuchar música por la gorra, de momento he decidido hacerle el favor de ponerla en línea para descargar. Son 21,8 Mb de ficherito.

Por cierto, este grupo estará en la Fnac de Asturias el próximo 11 de Octubre a las 8 de la tarde, con motivo de la presentación del IV October In Rain Festival. Si queréis escucharles en vivo.

La verdad es que siempre he considerado los blog como diarios en línea con la única diferencia que además hay gente leyéndolo y puede opinar del asunto o comunicarse con el autor. A decir verdad, muchas veces los comparo con los foros de mensajes, y no sé muy bien si me va a valer esto para comunicarme con el exterior, o simplemente para expresar lo que muchas veces se queda revoloteando por mi cabeza.

Anteriormente a este blog, he tenido otras pruebas, que no he usado demasiado, debido a su temática (el blog experimental de Tapias Bravo, los artículos que he publicado en mi página personal, y notas que he dejado en el foro de mensajes de Avalon y Encanta. Hasta he escrito opiniones por correo electrónico a amigos y conocidos, y también por listas de correo en las que estoy apuntado). Pero la primera prueba que hice de diario, fue un diario personal y computerizado que empecé hace bastantes años y que guardo con recuerdo en un disquete de Amiga, lo empecé para ordenar mis emociones y de algún modo poder releer lo que había pensado y sopesar decisiones tanto antiguas como nuevas. Supongo que la mayor parte de estos diarios se empiezan por esto mismo, para estudiarse a uno mismo y saber como reacciona e interacciona con el resto de la humanidad.

Espero que aparte de hablar de cacharros e informática, vaya incluyendo muchas otras cosas que a veces pasan bastante desapercibido en mi vida delante de la pantalla del ordenador. Después de todo también tengo sentimientos como cualquier otro hijo de vecino. 😉