Becas IMEFE 2002/03

Titulo original:
Becas IMEFE: «Una limosna… para el curso de auxiliar de apoyo para discapacitados, por caridad…», dedicado a una amistad que me importa.

NOTA: Texto rescatado de la sección de artículos de la antigua versión Web de Avalon Software en 2004. Texto publicado originariamente el 26/Enero/2003.

Así es cómo deben de sentirse y encuentran los que han optado por las maravillosas becas de IMEFE en estos momentos mientras reciben el curso que optaron con tanto ánimo.

Un curso de Auxiliar de Apoyo a discapacitados, en el que se dijo que iban a dar 300 EUR al mes, con multitud de salidas laborales, en el que se iban a entregar materiales para prácticas y estudio. Todo parecía maravilloso, hasta a mi me daban ganas de unirme al curso. Dicen que son pioneros en este curso, pero ni los profesionales saben de su existencia. Hasta yo mismo he intentado buscar información sobre el curso por Internet, y no he logrado hallarla, ni siquiera en su propio sitio en Internet. La habrán guardado bien para que no se pierda. 🙂

Pero la realidad es que los pagos de ese dinero mensual no solo no han sido los estipulados, sino que han sido mucho menores y por supuesto con un retraso de hasta dos meses, lo que correspondía a noviembre ha sido entregado en enero y sólo 190 EUR por empezar a mediados de mes, y lo que correspondía a diciembre días mas tarde. En enero nada por el momento. Además a todos los participantes en dicho curso se les hacía firmar un contrato de asistencia, en el que podías tener 3 días de faltas sin justificar, pero no había ninguna mención sobre quitarte 15 EUR en cada falta. La mayoría de los alumnos son mujeres con hijos ¿Cómo podían justificar que se pusieran enfermos?

Por otra parte la organización (o más bien des-organización) y los materiales de estudio y prácticas han sido realmente lamentables y precarios. Aulas en las caben 20 personas malamente, sin calefacción, y con una sola ventana. A veces han metido a otros 20 alumnos más. Sillas de madera con la típica paleta para escribir apuntes, que quizás están muy bien para clases de 1 hora como mucho, pero tomar apuntes a toda velocidad en 5 horas, destrozan las espaldas de todo ser sentado en ellas. Por si fuera poco, el profesorado ha ido cambiando la situación de las aulas al impartir diferentes materias del curso, con la consecuencia final de romper cualquier ritmo posible, logrando que algunos obtengan diferentes conocimientos en el mismo curso.

Los materiales para el estudio han sido brillantes:

  • En diciembre se entregó un libro de «Auxiliar de Enfermería» que no corresponde con la temática del curso.
  • A finales de enero, un bolígrafo y un cuaderno anémico.
  • Además para, colmar en detalles, dos semanas antes del finalizar, una maravillosa cartera de plástico para usar en todo el curso.

Muchos han tenido que aportarse de su propio bolsillo los materiales mínimos de escritura para su estudio, pues desde el comienzo se han escrito la tira de apuntes en cuadernos grandes y gruesos con muchos mas bolígrafos que el entregado, incluso entre los asistentes se han llegado a pagar unos miseros euros en la propia clase para hacer fotocopias, porque ese gasto no estaba previsto y el profesorado tenía que ponerlas de su sueldo.

Por otra parte las prácticas realizadas han sido de risa, los cambios posturales en vez de en camilla, encima de una mesa normal, y las sillas de ruedas con sillas normales de madera, y el paciente maniquí reemplazados por muñecos de niños pequeños que se traen algunos de casa. Algo totalmente indignante. Realmente no ha reparado en gastos.

Si es así como se actúa en todo lo demás frente a la vida, no me extraña que esta sociedad cada vez vaya a peor. Supongo que antes de proponer una iniciativa de este tipo se hará un estudio de gastos, se concertaran acuerdos para impartir dichos cursos, pero por lo visto debe ser que no piensa en ello. Y como muchos trabajan mal… ¡¡¡para que se van a esforzar!!!

Desde luego, en mi sector de trabajo (que no es precisamente este) me resulta realmente difícil hacer algo mal. Me cuesta mas pensar como hacer algo mal, para así ahorrarme tiempo, que en hacerlo bien desde un comienzo aunque se tarde un poco mas, además siempre queda mejor sabor de boca sabiendo que lo has hecho lo mejor posible. Supongo que la mayoría de las personas decentes de este mundo también pensaran lo mismo, pero parecen ser muy pocas, a juzgar por el resto del rebaño.

Si querían sobresalir en algo los de IMEFE, lo han conseguido, aunque en vez de titular el curso así, podían haberlo llamado; «Curso de Auxiliar, sin medio alguno, de apoyo a discapacitados» o «Lecciones básicas de como no dar un curso subvencionado«.

Ojalá haya personas que al leer este texto, reaccionen y se tomen medidas para hacer que los venideros cursos sean decentes, respeten lo dicho y además sean impartidos a los nuevos alumnos que opten por ello con la dignidad que se merecen. (Y recemos para que no sean puestos en manos de organizaciones de ineptos como los que he descrito).

Este texto fue enviado a diferentes periódicos, pero se ve que nadie lo tomó en serio, o bien no era lo suficientemente interesante. Así que me he tomado la libertad de ponerlo en mi página web para que se sepa la realidad.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.